Los fabricantes de impresoras, desde el lanzamiento de las impresoras de inyección domésticas intentan erradicar el uso de rellenar los cartuchos, algo que solemos hacer todos por que el coste de los cartuchos originales suele ser demasiado elevado. Y no hacemos caso a los fabricantes con sus advertencias de los problemas que causa el uso de tintas no originales.

Por ahorrarnos o creer ahorrar algunos euros con el relleno de los cartuchos nos enfrentamos luego a varios problemas, mala impresión, cabezales sucios, tintas que se secan rápidamente, obstrucción de conductos, alineaciones incorrectas o lo que es peor: cambio de impresora por que la reparación de la misma nos resulta más caro que una nueva, es allí donde comprendemos que rellenar cartuchos es más un mal negocio que un ahorro y que el verdadero negocio de las firmas que fabrican impresoras es en realidad la venta de cartuchos de impresión.

Anuncios
Anuncios

Epson viene hace años detectando ese fallo, el de lo caro de los cartuchos, tanto así que conocedores de que además el consumo de sus impresoras resulta alto y por tanto caro ha decidido poner coto a la fuga de consumidores hacia la competencia. Es eso o perder peso en el mercado de las impresoras. Así que Epson ha puesto manos a la obra para llegar al consumidor desde su bolsillo, o sea, no ser sólo referente en calidad de impresión sino además en economía.

Y no se ha quedado en intentos ni en palabras sino que ha pasado al ataque directo, con un mensaje contundente para los consumidores domésticos lanzando al mercado un producto competitivo, innovación en Pro del ahorro, ese el mensaje.

Los nuevos modelos Epson Ecotank

No cambian en nada, son los clásicos modelos multifunción, escanean, fotocopian, imprimen, se conectan incluso de forma inalámbrica pero cuentan con un sistema innovador con el cual Epson aspira a recuperar su cuota de mercado: el sistema de tinta en Biberones de tinta CMYK, el modelo L355 que incorpora 4 depósitos de tinta independientes entre sí, con 70 ml.

Anuncios

de capacidad. Pero hay más, cada uno de esos depósitos de tinta cuenta con una boca de recarga y un sistema de tapado hermético que permite su recarga con los llamados biberones de tinta, estos vienen equipados a su vez con un sistema antigoteo, un precio de 25 euros por unidad y un sistema de cerrado con tapón que asegura el no secado de la tinta.

Está todo ideado para un procedimiento de llenado rápido, sencillo y limpio, ahora viene lo más interesante: Epson ofrece con este sistema , basado en los estándares ISO establecidos una autonomía de impresión de 6.500 páginas en color y 4.000 y todo manteniendo una calidad de impresión muy buena, rapidez de impresión y colores fidedignos. El nuevo modelo cuenta con conectividad WiFi lo cual posibilita lanzar impresiones de forma inalámbricas desde dispositivos inteligentes.

En pocas palabras, al fin llega el ahorro en las impresoras domésticas y se terminan los dolores de cabeza con tintas no originales y malas impresiones.