El gigante de la tecnología y principal motor de búsquedas mundial, Google, confirmó que tiene pensado desplazar a sus ingenieros de las oficinas instaladas en Rusia. La empresa informó que mantendrá su compromiso con los usuarios del país, pero se negó a decir cuánto personal se verá afectado por esta medida.

En julio, el Parlamento Ruso aprobó una ley que requiere que todas las compañías extranjeras almacenen los datos personales de los usuarios en el interior del país. El Kremlin informó de que esta ley está especialmente diseñada para ayudar a proteger los datos de sus usuarios, pero muchos lo interpretaron como un intento de censurar el libre acceso a la red, esta ley le otorga el poder dictaminar cerrar cualquier sitio que se crea conveniente.

Anuncios
Anuncios

Muchos temen que va dirigido a amordazar las redes sociales como Facebook y Twitter. El Gobierno Ruso tiene la sospecha de que mediante estas redes se busca acceder a los datos de todos los usuarios, Anton Nosik, bloguero y experto en internet, comentó que el objetivo de la ley básicamente es la creación legal y poder tener el pretexto de cerrar las redes sociales mundiales como Facebook, Youtube, Twitter o demás servicios, de esta manera se mantiene una censura y el negocio en internet no sería capaz de existir y funcionar correctamente

Muchos de los datos almacenados de las empresas tecnológicas de todo el mundo se guardan en enormes instalaciones en diferentes ubicaciones y no vinculan esa información de datos con la de los usuarios, lo que significa que la mayoría de datos de los usuarios no se mantiene guardados en el mismo país que ellos.

Anuncios

Google mantendrá parte de su personal, incluyendo a los empleados de ventas, marketing y el equipo en su oficina central de Rusia, ya que seguirán trabajando para dar soporte a su oficina; así lo dejaron saber en un comunicado. "Estamos profundamente comprometidos con nuestros usuarios y clientes rusos", "tenemos un equipo especializado trabajando para apoyarlos".

Por su parte, cuando se presentó el proyecto al parlamento, Vadim Dengin expresó que la mayoría de los ciudadanos rusos no quieren que sus datos viajen de Rusia a los Estados Unidos, donde allí pueden ser hackeados y utilizados por ciberdelincuentes, "nuestras vidas enteras están almacenadas allí" y agregó que las empresas interesadas en los usuarios y mercado de Rusia deben construir centros de datos dentro del país. #Google