El gigante de búsquedas en internet ha anunciado la noche del miércoles que va a deshabilitar el servicio y retira todos los editores españoles de #Google News. Esto se llevará acabo el 16 de diciembre, el motivo es la nueva ley aprobada, que le impone tener que pagar una cuota por los agregadores de enlaces de contenidos, esta nueva ley de derechos de autor entra en vigor el 1 de enero. Y por eso Google News dejará de indexar el 16 de diciembre. Este cierre es anunciado después de una larga lucha entre editores de periódicos y Google.

El llamado impuesto Google, fue aprobado en el mes de octubre, en el que obligaba al buscador a pagar una cuota por publicar enlaces y extractos de artículos de prensa a la Asociación de Editores de Diarios de España, si Google se rehusaba a realizar el pago de esa cuota podría recibir una multa de hasta 600.000€.

Anuncios
Anuncios

Esa nueva legislación requiere que todas las publicaciones españolas paguen por los servicios, aunque sea por mostrar un pequeño fragmento de sus publicaciones, Richard Gingras, representante de Google News, aclara que Google News no gana dinero porque no muestra ningún tipo de publicidad en el sitio, dejando saber que este enfoque simplemente no es sostenible.

En los últimos años en otros países europeos también han perseguido tasas similares, en Alemania por ejemplo se aprobó el año pasado la ley que le permite a los editores cobrar cualquier uso de su contenido más allá de su titular, el experimento duro 15 días.

Axel Springer el gigante de noticias alemanas acompañados de otras editoriales, se quejaban de que sus artículos servían para que el buscador ganara dinero con sus listas de resultado, y sin abonarles los derechos de reproducción, manifestaban que si ellos no publicaban noticias en sus webs, Google no tendría nada que buscar y no tendría negocio.

Anuncios

Pero lo que no tuvieron en cuenta fue que si lo que se pública en internet no es encontrado por los usuarios, la audiencia se desploma, y así lo pudieron comprobar. Tuvieron que desechar su plan, porque las visitas que le generaba estar indexados en Google al dejar de utilizarlo les produjo una caída de un 80% y un total del 40% de sus lectores, ya que la mayoría de su contenido no era encontrado y no producía tráfico al sitio.

Mathias Dopfner, dejo saber que la influencia de Google en internet es muy grande para ser resistida, y reconoció que si su compañía continuaba por ese camino, se hubieran auto expulsado del mercado. En Bélgica y Francia los editores llegaron a unos acuerdos ya que se dieron cuenta que los medios no pueden prescindir de Google y tampoco pueden imponer condiciones. La tasa fue aprobada el 30 de octubre en España, con la reforma de la ley de propiedad intelectual, obigando a indexadores a pagar una cuota por contenidos reproducidos o textos informativos.