Ralph Heinrich Baer conocido como el "padre de los videojuegos" falleció el sábado 6 de diciembre de 2014 a los 92 años en su casa de New Hapshire (EEUU).

A los 11 años fue expulsado de la escuela en Alemania por ser judío, tuvo que asistir a una escuela sólo para judíos. En septiembre de 1938 huyó junto a su familia de Alemania hacia Estados Unidos. Se graduó en Ciencias de Ingeniería de Televisión en Chicago. Este inventor sacó los videojuegos de los costosos ordenadores militares, los instaló en pantallas de televisión accesibles al público.

Baer diseñó y patentó la primera videoconsola. La conocida Brown Bronx (1968).

Anuncios
Anuncios

Se comercializó bajo el nombre de Magnavox Odyssey, fue la primera consola que se podía jugar en una pantalla de televisión. Otro invento suyo es Simón (1978), un juego electrónico de patrones muy popular en los inicios de los años 80, el cual retaba a la memoria y la agilidad mental. Aún en día se sigue vendiendo pero en versión más moderna.

Patentó 150 inventos, entre ellos la primera pistola de luz para videojuegos como elemento periférico de una videoconsola. En este caso fue vendida como un paquete de expansión del juego para el Odyssey. También es el creador del videojuego Ping Pong.

Recibió numerosos premios y reconocimientos por su influencia y trayectoria. En 2006 de manos del presidente George Bush recibió la Medalla Nacional de Tecnología. Ese mismo año donó sus prototipos, hardware y documentos a Smithsonian.

Anuncios

Fue un "visionario, era un hombre brillante, generoso y fantástico. Podías pasar horas con él y olvidar que estabas en compañía de alguien de su edad. Mantuvo un entusiasmo jovial hasta le final, pasando tanto tiempo como pudo en un proyecto u otro". A mediados de los años 60 se dio cuenta que la agente iba a sentarse delante del televisor para jugar a videojuegos como modo de distracción. Intuyó que el futuro estaba en aquellos aparatos los cuales permitían hacer varias cosas a la vez, interactuar con ellos y divertirse. Con mucho esfuerzo convenció a la empresa de electrónica para la defensa militar Sanders, que le diera permiso y fondos económicos para desarrollar su invento, al no conseguirlo se fue de la empresa. Un genio completamente adelantado a todos los demás.

¿Pondrá "Game Over" en su lápida?