"Malditos españoles". Seguro que la frase ha tenido más cabida en las reuniones y en los despachos de más de un dirigente de los magnates de las nuevas tecnologías tras cada producto que llevaba tras de sí una empresa que por sorprendente que parezca es española: BQ.

Todo comenzó en Madrid en 2005 cuando un joven ingeniero por la Universidad Politécnica de Madrid decidió junto con otros compañeros dar un paso más allá y aventurarse en un campo más que complicado, el emprendimiento, aventurándose en un sueño más que necesario para la globalidad de la población española. Los comienzos fueron difíciles, con muchos altibajos como se produce en un grupo que comienza, rotando varias veces la idea preconcedida hasta por fin dar con la tecla.

Anuncios
Anuncios

Comenzaron fabricando memorias USB teniendo un aparente éxito que les llevó a comprar una planta de producción en China, que plantean volver a traer a su localidad natal Madrid para dar trabajo aquí en España. El siguiente paso fue posiblemente el que más marcó y reparó en su suerte ya que se unieron a Antonio Quirós, sembrando el germen de BQ, producto del cual surgió Mundo Reader. Esta compañía aunque está orientada hacia las nuevas tecnologías tocan varios aparatos electrónicos que van desde las primeras impresoras 3D que se vieron en España, ebooks y hasta tablets.

Sin embargo, el éxito que realmente les ha llevado a ser conocidos como un producto nacional más que evidente y para los más despistados en tecnologías tuvo su pico con el anuncio de BQ rodado por Álex de la Iglesia en el que se oía el famoso tópico de "Malditos Españoles" han sido los teléfonos móviles.

Anuncios

Tal ha sido su éxito que, según los últimos datos, han llegado a abarcar un 20% de las ventas de #Telefonía móvil, sin todavía tener en cuenta el boom de ventas que supone la Navidad. Su éxito según ellos mismos definen es debido al equilibrio que intentan en cada producto. Esto es debido a que intentan ofrecer el máximo rendimiento posible al teléfono ofreciendo teléfonos a un precio asequible para cualquier bolsillo. Así, según ellos definen, no es solo un producto fabricado en China, se trata de dar al usuario lo que necesita, como lo necesita y cuando lo necesita.