Siguen llegando las novedades relacionadas con el universo WhatsApp: la aplicación de mensajería continúa proponiendo novedades y, después del doble check azul, ahora está trabajando para cifrar los mensajes enviados de dispositivos con #Android y/o Android L. La posición tomada por WhatsApp que, por el momento, está trabajando en la codificación sólo para dispositivos Android y Android L, parece bastante clara: la idea es la de no ayudar a las autoridades gubernamentales a descifrar los mensajes, una batalla conducida para la defensa de los contenidos y, en general, de la privacidad de millones de usuarios que cada día utilizan WhatsApp.

Para trabajar el cifrado de los mensajes en los dispositivos con Android o Android L, la misma WhatsApp se apoyará en Open WhisperSystems, la plataforma conducida por Moxie Moulinsart (uno de los más seguidos programadores de la comunidad hacker), que tendrá que conservar todas las conversaciones.

Anuncios
Anuncios

En este sentido, es muy importante subrayar como WhatsApp esté trabajando para el cifrado de los mensajes intercambiados sólo en dispositivos con Android o Android L y sólo para los chats individuales: "La protección de los mensajes de grupo y de los archivos multimedia llegará en un segundo momento, junto con el soporte a otras plataformas como iOS y Windows Phone" escriben en el blog de Open WhisperSystems, que se convertirá en una de los bases de datos más valiosos de la historia". Pero, ¿cómo ocurrirá el cifrado de los mensajes enviados por los usuarios de Android y Android L a través de WhatsApp?

WhatsApp con Android L, mensajes cifrados con Open WhisperSystems: cada conversación se convertirá en "invisible". WhatsApp con Android o Android L tendrá, por tanto, un sistema de encriptación de datos a través de Open WhisperSystems: el proceso no es difícil, los únicos que tendrán acceso a un dato contenido serán el remitente y el destinatario, con WhatsApp, CIA, Interpol o hacker que no podrán mirar ese dato.

Anuncios

Ciertamente, si pensamos que WhatsApp es ahora una parte integrante de Facebook, que recibe la mayor parte de sus ingresos de la venta de los datos de los usuarios a las grandes empresas para que puedan calibrar lo mejor posible la publicidad y el marketing, se entiende como la que está luchando WhatsApp, dirigiéndose por el momento sólo a los propietarios de dispositivos Android/Android L, tome los contornos de una cruzada.

El lanzamiento de los mismos iOS 8 y Android L fue acompañado de los pomposos prosélitos rimbombantes de Apple y Google, que juraron que uno de las mayores retos para los dos nuevos socios fue la de proteger la privacidad de los usuarios, tutelando el secreto de las conversaciones: un importante objetivo pero muy difícil de lograr en un universo marcado de la comunicación 2.0, en el que el concepto de privacidad está casi desapareciendo.

"Por supuesto, las novedades de las que se habla son importantes y valientes, pero no significa que la policía no podrá obtener sus datos ", dijo Jonathan Zdziarski, uno de los más importantes hackers del mundo, cuando Apple y Google lanzaron iOS8 y Android L.

Anuncios

Sin embargo, la operación de WhatsApp para los dispositivos con Android o Android L será histórica: "proponemos el uso más grande de la comunicación cifrada end-to-end en la historia", han dicho en Open WhisperSystems.