Luego de no obtener el éxito comercial esperado con la venta de sus Galaxy S5 debido a la feroz competencia en el mercado de los smartphones, el gigante sudcoreano #Samsung planea redirigir sus producciones a una gama de teléfonos más barata y asequible al gran público, noticia recibida con beneplácito tanto por accionistas como por futuros compradores, especialmente los de países de economías emergentes.

Aunque Samsung es aún el líder mundial en este segmento de mercado de #Telefonía móvil, la creciente competencia en Asia, uno de sus mayores mercados, por parte de los productores chinos Huawei, Lenovo o Xiaomi, mucho menos caros y con un número similar de prestaciones, obliga a los sudcoreanos a repensar sus estrategias de producción y mercadeo, para paliar las disminuciones en ventas en este año que termina.

Anuncios
Anuncios

El cambio, que ya había sido previsto por los analistas, fue anunciado ayer en la ciudad norteamericana de Nueva York por un portavoz de la compañía, quien mostró las nuevas proyecciones al futuro de la división de telefonía móvil, la cual representa el mayor activo de Samsung, por encima de otras producciones que incluyen chips y equipos electrodomésticos.

Según el diario neoyorkino Wall Street Journal, el analista de la compañía Evercore ISI, una de las mayores empresas del mundo en el análisis de mercados después de la adquisición de ISI Group por Evercore Partners, Robert Cihra, ya venía siendo hora que Samsung redujera sus costes de producción para así poder estabilizar sus márgenes comerciales, en un mercado cada vez más competitivo.

Baste decir que los beneficios operativos de la compañía sudcoreana cayeron un impresionante 74 por ciento entre los meses de julio y septiembre, un golpe demasiado duro para cualquier empresa.

Anuncios

Sumado a los resultados de los dos primeros trimestres del año, la reducción en el volumen de ventas a nivel global registró un retroceso de un 33 por ciento, comparado con igual periodo del año anterior.

Estas cifras se tradujeron, según los analistas del buro de IDC, en una pérdida de la cuota del mercado de telefonía móvil de un 12 por ciento, es decir, de controlar más de la tercera parte del mercado mundial pasaron a menos de un cuarto, aunque aún están por delante de Apple, quien tiene el 12 por ciento, pero cada día ambos gigantes pierden terreno ante el avance inexorable de los chinos.

La guerra de desgaste entre Apple y Samsung, de la cual sin duda los chinos son los únicos vencedores, obligó a los segundos a adelantar su lanzamiento al mercado del Galaxy Note 4, sin haber quizás desplegado toda la campaña de marketing que requería, para poder frenar el impacto en los usuarios que se abalanzaron a las tiendas a comprar el Iphone 6, del cual se vendieron unos 10 millones de equipos en muy poco tiempo.

Anuncios

Incluso, el director de ventas y marketing de la división de teléfonos, Lee Don-Joo, no pudo sino reconocer las dificultades actuales del grupo, pues no han tenido los resultados esperados, y este cambio de estrategia pudiera serles beneficioso, pero no en el corto plazo, pues entraña un cambio total en la cadena de producción.