Siam y Fabienne son dos niñas que nacieron en Hanoi, Vietnam. Las dos tienen la misma sonrisa, el mismo color de cabello, el mismo lunar y además… nacieron el mismo día. Estas hermanas gemelas se han reencontrado por primera vez a los 21 años gracias a la red social #Facebook.

Su madre biológica, era una estudiante que no pudo hacerse cargo de ellas, así que Fabienne y Siam fueron adoptadas separadamente, y acabaron formando parte de dos familias francesas que desconocían la particularidad de sus hijas por ocultación de los médicos.

Una de ellas vive cerca de Lyon y la otra en Bayone. En enero de 2014, Siam recibe el link del perfil de Facebook de su hermana gemela por medio de una amiga, y piensa que alguien está queriendo piratear el suyo, clonando sus datos. Lo que parecía una broma de mal gusto acabó cambiando su vida al descubrir que tenía una hermana gemela, que también había sido adoptada. Después de haber contactado vía Facebook, deciden hablar y descubren que la vida y el azar les ha hecho un inmenso regalo, encontrarse y formar parte de una bonita historia.

Fabienne cuenta que despertó a sus padres a las 3 de la mañana para contarles el descubrimiento, y su familia no pudo negar la evidencia al ver las fotos de las dos niñas que parecían dos gotas de agua. Se encontraron por primera vez en Lyon, y durante el verano, acompañadas por un equipo de televisión reconstruyeron su historia, visitando el hospital donde nacieron. El equipo médico les confirmó que las separaron porque la ley en Vietnam no autoriza la adopción de más de un bebé. Ahora estas hermanas se han vuelto inseparables e intentan compartir el mayor tiempo posible, para recuperar el tiempo perdido. Su emotiva historia fue vista hace unos días en la televisión francesa (M6), en la emisión « Les dossier de Téva » presentada por Marielle Fournier.

Una historia similar, pero con origen en Corea del Sur

Resulta que esta historia no es la única. Las gemelas Anaís Birder y Samantha Futerman fueron adoptadas en Corea del Sur por sus familias, y se reunieron 25 años después también gracias a Facebook. Bordier, quien creció en París y aspira a ser diseñadora de modas se encontraba estudiando en Londres. Tras recibir un video de una chica idéntica a ella, también por parte de un amigo, tomó valor y decidió ponerse en contacto con Futerman, que es actriz en EEUU, a través de Facebook enviándole una solicitud de amistad y un mensaje. Después de intercambiar sus historias personales, descubrieron que eran hermanas gemelas. Según CNN México, una prueba de ADN demostró lo que sospechaban y tras mantenerse en contacto por las redes y Skype, han decidido contarlo todo en el libro: "Separadas al nacer: Una historia de amor verdadero de las hermanas gemelas que se reencontraron”, que narra su reencuentro, completamente moderno y unido a las nuevas tecnologías.

#Redes Sociales