En “Interstellar”, la reciente obra maestra del director Christopher Nolan, una sola mujer (Anne Hathaway) forma parte del equipo que va al espacio. Pero, ¿este hecho se debe al guión cinematográfico o es porque en la realidad pasa esto? ¿Por qué hay tan pocas mujeres astronautas?

Una explicación se podría encontrar en el reciente estudio efectuado por la NASA, en el que se revela que los hombres resisten mejor las condiciones del espacio que las mujeres. El estudio realizado en 477 hombres y sólo 57 mujeres, que efectuaron misiones hasta junio 2013, indica que los hombres han tenido un pulso más bajo durante las situaciones de estrés, han sufrido menos infecciones urinarias y también han llevado mejor el aterrizaje. Por otra parte, las mujeres han tenido menos problemas de oído y de vista durante las misiones espaciales. No obstante, en las mujeres astronautas se ha identificado una mayor intolerancia ortostática, caracterizada por hipotensión al ponerse de pie. En cuanto al sistema inmunitario, no se han identificado diferencias significativas entre hombres y mujeres.

El motivo de este estudio ha nacido en un contexto en el cual la salud y la seguridad de los astronautas se va a convertir en una pieza clave, ya que la NASA y otras agencias se plantean realizar en el futuro misiones de larga duración, hasta un año frente a seis meses que duraban hasta ahora. Teniendo en cuenta este aspecto, la NASA tiene previsto desarrollar fármacos personalizados en función del género de los astronautas que pasarán años trabajando fuera de la Tierra.

Anuncios
Anuncios

El estudio también revela una diferencia abismal entre el número de hombres y mujeres que han participado en las misiones espaciales y recomienda equilibrar este balance. Ya es hora de que más mujeres estén incorporadas en los programas espaciales. La primera mujer en el espacio fue la cosmonauta soviética Valentina Tereshkova que viajó al espacio en 1963. En 1982 su compatriota Svetlana Savitskaya fue la segunda mujer en viajar al espacio y, un año después, Sally Ride se convirtió en la tercera y primera estadounidense en alcanzar el espacio cósmico. #Investigación científica