La necesidad de capturar grandes momentos en imágenes viene dada desde hace muchos años atrás. Fue en el año 1685 cuando se creó la primera cámara fotográfica, por Johann Zahn. Sin duda, para aquel tiempo fue uno de los grandes inventos, que implicó un cambio en la cultura así como el pensamiento, el arte, la ciencia... Era un primer paso para la tecnología.

No obstante, y como ya sabemos, las mejoras en el campo de la fotografía fueron creciendo con el paso de los años. Llegaron en primer lugar el rollo de negativo, que permitía comercializar cámaras de forma individual; más tarde, el gran avance de las fotografías a color y, finalmente, en 1975, la cámara digital.

Como podemos observar son muchas las etapas que ha pasado la fotografía así como las cámaras, hasta llegar a los tiempos en los que nos encontramos, donde la apariencia de éstas no tienen nada que ver con las antiguas, de la misma manera que ocurre con la calidad de las mismas fotografías.

Hoy en día podemos decir que las cámaras deportivas de moda son las conocidas de la marca GoPro, por lo que la empresa llevaba muchos años con la voluntad de salir en bolsa aprovechando la gran popularidad, por lo que en 2013, con la cantidad de 985.7 millones de dólares, ingresó ganando 60.6 millones, 87% más que en 2012.

Creadas hace cinco años en california han vendido 9 millones de cámaras en más de 100 países. Un producto que es imprescindible para aquellos amantes de los deportes extremos para filmar sus aventuras, así como fotografiar sus peripecias, sin tener que estar pendiente de su seguridad, pues la comodidad para transportarlos es también extrema. Como vemos hace un año la existencia de algo así era inimaginable, por suerte hoy en día podemos disfrutar de ella.

A prueba de agua, posee una calidad de imagen envidiable en otros dispositivos. Su éxito preside en la comodidad de transportarla, ya que se puede llevar a cualquier sitio. Es ligera y sencilla de usar, pues consta de pocos botones para utilizarlas.

La GoPro puede grabar videos de todo tipo, incluso a cámara lenta, y tomar fotografías de 180 grados, lo que dota a la imagen de un efecto panorámico excepcional. El último modelo en salir al mercado ha sido la Hero 4, por un precio de 499 euros.