Hace meses, la empresa Lift Lab comenzó a investigar y desarrollar unos prototipos de cuchara que permitían atajar los temblores característicos de los enfermos de Parkinson. Dichos estudios dieron sus frutos. Los investigadores aseguran que las citadas cucharas son capaces de contrarrestar hasta un 76% de los temblores que generaría el uso de una cuchara tradicional, consiguiendo con ello la estabilidad necesaria para ser empleadas con toda su eficacia.

Google puso el ojo en esta empresa y su tecnología, finalmente, a mediados de 2014 la adquirió en su totalidad y la anexionó a su división "Google X". Este paso supuso el salto necesario para avanzar las investigaciones y generar la capacidad operativa de cara al ámbito comercial.

Anuncios
Anuncios

Hoy podemos recoger sus resultados, y se puede disponer de ellas aunque a un precio bastante prohibitivo, 295 dólares.

La tecnología que Lift Ware emplea se sirve de unos sensores de movimiento que detectan las vibraciones y emiten una respuesta en tiempo real, ejerciendo el mismo movimiento con la misma velocidad, pero en el sentido opuesto, de forma que se anula el temblor. De forma conjunta, la compañía ha lanzado una aplicación, que utilizando los acelerómetros implantados en los teléfonos móviles, permite monitorizar los temblores y hacer un seguimiento temporal de los mismos.

Sergrey Brin, cofundador de Google ha seguido estas investigaciones muy de cerca, ya que su madre es víctima de esta enfermedad y él sufre algunos de los síntomas. Su participación tanto en este como otro proyectos ha sido muy importante y reconocida, habiendo aportado ya más de 50 millones de dólares a la causa.

Anuncios

Del mismo modo, los fundadores de Lift Labs también han señalado que "ver sufrir a familiares y amigos nos inspiró, y trabajamos para mejorar su calidad de vida y su independencia". Es que algo tan básico como escribir, ponerse una camisa, o llevarse una cuchara a la boca, no es tan sencillo para los afectados y éste, puede constituir el primer paso de una serie de avances que hagan la vida más sencilla a todos los afectados por Parkinson y sus familiares.