En pocos meses ya no quedara ninguna tienda abierta de las cuatro que existen en el mundo que exponen y venden las Google Glass. Estas tiendas físicas las podías encontrar en las ciudades de Nueva York, Los Angeles, San Francisco y Londres.

A Través de un post en Google+ la compañía dejó saber que los establecimientos serán cerrados ya que en la actualidad no son necesarios porque la mayoría de los usuarios hacen sus compras de la gafas inteligentes mediante #Internet.Estos comercios eran el centro de atención donde acudían los internautas para solicitar soporte técnico, también para recoger sus gafas inteligentes una vez compradas en la red o donde los posibles clientes podían ir a probar el producto y sacarse todas las dudas.

Anuncios
Anuncios

Probablemente esta decisión también ha sido tomada después que algunas aplicaciones conocidas con las que el producto contaba, como por ejemplo Twitter, hayan dejado de asistir el proyecto.

Aunque por su lado Google afirma que estas tiendas ya no son necesarias porque la venta y el apoyo post-compra ahora se realizan todo por internet. El proyecto de abrir tiendas físicas comenzó por que al principio los usuarios que necesitaban asistencia para poder programar sus Gafas Inteligentes intentaban pedir una cita mediante la página web asignada pero en esta no encontraban ninguna fecha desocupada para ser atendidos.



Kleyweg, en su comentario afirma que Google ha encontrado solventar los problemas vía on line y por teléfono, que la finalidad con la que fueron creadas ya no son imprescindibles.

Anuncios

El desarrollador también afirma que en estos últimos años las tendencias van cambiando y evolucionando. Los usuarios cada vez menos visitan las tiendas físicas y Google acompaña estas tendencias de los consumidores. Kleyweg también niega los rumores sobre que las Google Glass atraviesan una mala temporada en el comentario dice " Algunos pueden pensar que este es el comienzo de la muerte del producto pero es solo una estrategia de negocios inteligente por parte de Google, esta decisión es más rentable y más práctica a largo plazo para la empresa".