Aquí estamos, muy cómodos en casa, en el trabajo o simplemente caminando por la calle, y sin importar en dónde uno se encuentre, #Internet casi siempre está. Ya nos es tan familiar contar con redes de conexión, que su ausencia puede provocar el mayor ataque de nervios a personas con cierto grado de adicción a su universo virtual. Sin embargo, aunque parezca imposible, existen algunas geografías alejadas en cuanto a distancias y tecnología que no cuentan con servicio de Internet. Para ello, #Google ha implementado su “Proyecto Loon”, destinado a ampliar zonas de conexión. ¿Cómo lo hace? A través de globos aerostáticos que sobrevuelan la estratosfera.

Anuncios
Anuncios

Detalles del Proyecto Loon. Según explicaron responsables de la empresa Google, este proyecto intenta alcanzar un mayor número de usuarios que, hasta el momento, carecen del servicio de Internet por encontrarse en zonas inhóspitas o de difícil acceso para la tecnología convencional de cableado. Así, mediante el lanzamiento de globos aerostáticos, se provee de conexión a la red a las personas que vivan en este tipo de territorios. De acuerdo a lo informado, Google está enviando por día unos veinte de estos globos que se elevan hasta la estratosfera y tienen una vida útil de hasta 100 días. Cada dispositivo volador está diseñado para brindar servicio hasta 40 kilómetros de diámetro desde donde se encuentre.

¿Proyecto solidario o estrategia comercial? Pues esto dependerá de la perspectiva que se adopte. Quienes puedan gozar de una conexión a la red gracias a estos globos aerostáticos, podrán pensar en la buena voluntad de la empresa.

Anuncios

No obstante, nada es gratuito en un mundo globalizado y capitalista. No hay que ser demasiado astuto para entender que esta es también otra de las tantas maniobras comerciales que Google pone en marcha para captar no solo más usuarios, sino también para ampliar sus dominios. ¿Tendrá límites el poder de este monstruo de Internet? Hace poco se dio a conocer la adquisición de una empresa constructora de drones. Al mejor estilo “Pac-Man”, Google no deja de fagocitar lo que a su alrededor encuentra. ¿Habrá forma de saciar su apetito?