Después de más de una década en Silicon Valley, Stacia Carr ayuda a vender la compañía en la que se encontraba y sale en busca de un cambio de ritmo. Ella comenta que el área de la Bahía de San Francisco está sobre saturada es muy cara e hipercompetitiva y, buscando nuevos horizontes, un conocido le conecta con Iñigo Amoribieta, ex director ejecutivo de Groupon España, con el cual comienzan a hablar de un negocio de vídeo en línea y con la idea de trasladarse a este país.

Stacia Carr tiene 42 años, es de California, ha estado viajando por Europa y siempre soñó con vivir y trabajar en este continente. Pero como fundadora de una empresa nueva y como ciudadana Americana, asumió que sería "casi imposible" conseguir un permiso de trabajo y más en estos momentos en el que muchas economías europeas están luchando para recuperarse de la crisis financiera.

Anuncios
Anuncios

Investigando, se enteró de una ley aprobada por el #Gobierno de España en el año 2013, la cual consiste en ayudar a empresas nacionales y extranjeras para atraer talento e inversión. En esta ley incluía una categoría de visado para empresarios extranjeros que le exigía tener un plan de negocio, un seguro de salud y el dinero suficiente para mantenerse a sí misma mientras residiera en el país.

A principios de este año incorporó su empresa Vindex al mercado. Vindex ofrece una herramienta en línea que permite a los instructores (danza, yoga, pilates etc) dictar clases en vídeo a estudiante de forma remota. Estas clases son interactivas, no son grabadas, el estudiante con su instructor podrán verse y hablar en tiempo real y los estudiante no pueden ver a los demás compañeros de clase.

Anuncios

La Sra. Stacia Carr, reconoció que en un país como España donde la tasa de desempleo alcanzó un récord histórico del 27%, le podía parecer que era un lugar poco probable para iniciar su nuevo negocio. Pero si se compara con otras capitales Europeas como Londres y Berlín, las ciudades españolas como Madrid y Barcelona tienen costes más bajos ,menos competidores y se puede encontrar mucho talento.

Vindex, se alojó en una incubadora llamada Área 31, dirigida por el Instituto de Empresas, encargados de impulsar y ayudar a nuevas Start-up. La Ley conocida como la "Ley del Emprendedor", es el último esfuerzo de España para ayudar a empresas nacionales y extranjeras con talento que quieran iniciar un negocio, invertir o trabajar en el país. Hasta el momento desde que la ley está en vigor, a menos de 100 empresarios extranjeros se les ha otorgado este tipo permiso de residencia.

Juan Martínez Barea, empresario español de la Biotecnología en Silicon Valley expresó que "La ley esta en el camino correcto, pero necesita medidas más revolucionarias", como la que utiliza Start-Up Chile, el programa otorga 34.000 dólares y la residencia por un año a los que se trasladen al país.

Anuncios

Chile comenzó en el 2010 con el programa piloto y hasta la fecha ha atraído más de 2.000 empresarios,cuyos negocios han recaudado más de US$100 millones.