El año pasado Google lanzaba su Proyecto Loom for all, con el objetivo de hacer llegar #Internet a todos los sitios remotos de la tierra, a lugares donde la conexión es muy difícil o muy costosa por medio de métodos convencionales, y por eso nació este proyecto mediante la utilización de los globos.



Los encargados de llevarlo a cabo es el departamento de Google X, que también vienen innovando en otros trabajos como las Google Glass o los Coches Autónomos sin conductores.

Aunque no den mucha información diaria del proyecto, Google de vez en cuando deja filtrar alguna para mantenernos al tanto de los avances.

Google X notifica que los globos han evolucionado bastante, se mejoró la velocidad y los kilómetros recorridos, que acumulados suman tres millones, varias vueltas a la tierra. Lo que ayudó a lograr esto es que la última generación de globos son capaces de permanecer en el aire por más de 100 días, sin necesidad de tener que regresar a tierra.

El objetivo es que un globo sea resistente a las inclemencias del tiempo y permanezcan lo máximo posible en las alturas, ya que su función es de proveer conectividad en zonas pocas accesibles.



El  Récord de duración que lograron conseguir con los últimos modelos es de más de 130 días en el aire, esto es 10 veces más de lo que lo hacían con los primeros globos.

También mejoraron mucho su proceso de despliegue, las dos primeras fases que son el montar el globo e hincharse ahora las realizan en tan solo 5 minutos, luego queda el subirlo a una altura mínima necesaria para poder lanzarlo. También afirman que si fuera necesario podría lanzar 20 globos diarios y ponerlos en órbita. Las mejoras también se pueden ver en el sistema de localización que utiliza y en la misión de recuperación de los mismos.



Las mejoras conseguidas por el tiempo que llevan en el Proyecto son importantes, también cabe destacar que tienen otros diseños automatizados en marcha como lo son los Drones. Pero que se mantienen fieles al mismo objetivo, establecer conexiones de internet en todas las zonas incomunicadas del planeta.