La empresa española Bq comenzó su periplo en la fabricación de los dispositivos electrónicos en el año 2009 y fueron unos comienzos un tanto difíciles por la gran competencia que existe en este sector. Es difícil triunfar cuando tus oponentes son de la talla de Samsung y Apple.

Sin embargo, su calidad, sus precios low cost y una extraordinaria atención al cliente han sido determinantes para que Bq sea tomada muy en cuenta, aunque también hay que decir que estos tiempos de crisis se fomenta mucho el producto nacional.

A día de hoy la situación es bien distinta, como dice un refrán "al César lo que es del César...", la empresa española tiene a uno de sus terminales como el smartphone más vendido en España, eso si se habla de terminales libres.

Anuncios
Anuncios

En España uno de cada tres smartphones que se vende es libre, lo que refleja que todo cambia, los españoles están hartos de contratos.

El buque insignia más vendido de la compañía es el Bq Aquaris E5 Full HD.

Este buque insignia cuenta con una serie de características que lo hacen muy apetecible para el consumidor, concretamente para los que les gusten las compras inteligentes.

El diseño tiene sello personal, una apariencia sencilla que deja de lado diseños estrambóticos, con un panel de 5' enquistado en marcos, además es fácil de sostener ya que muchos terminales resbalan, su peso es de 134 gramos, la parte de atrás está compuesta de plástico mate pero la compañía tiene previsto sustituirlos por aluminio de gran resistencia siempre que el cliente lo requiera, en pantalla posee un cristal Dragontrail que es considerado mucho más duro que algunos Gorilla Glass 3, lo que conlleva grandes ventajas si el terminal se nos cae, la pantalla es fácil de leer y con buena luminosidad, no le afectan los reflejos.

Anuncios

La calidad del sonido es buena pero sin alardes, pese a la inclusión de un ecualizador Dolby, no llega a ser todo lo potente que debería.

Lo más interesante de este terminal es su software, su procesador y su memoria RAM, el software es rápido y muchas de las decisiones son con un solo toque, el interfaz moderno sin nada que envidiar al de Samsung o Apple, el procesador es de 8 núcleos y tiene 2 GB de RAM lo que hace de este smartphone un pepino si hablamos en términos terrenales, no hay aplicación o juego que ralentice el terminal, muy buen rendimiento.

Sus puntos flacos son su batería que no dura un día entero y su cámara que tiene 13 MP pero eso no quiere decir que la lente sea buena, la distancia focal a la hora de la entrada de luz es deficiente, mucho ruido electrónico, el terminal en este campo de día regular, de noche inutilizable si lo que se desea es una foto de calidad.

En resumen, resulta una compra muy buena en relación calidad-precio. #Telefonía móvil