Además de innovar y lanzar nuevos productos en el mercado, #Apple de Tim Cook vuela a Wall Street arrastrada por las ventas de sus últimas "joyas": el #Iphone 6 y el #Ipad Aire 2. En los meses de octubre y de noviembre, cuando fueron presentados los nuevos productos de la empresa de Cupertino, ni si quiera los analistas más optimistas fueron capaces de prever una subida tan repentina de la capitalización de mercado: 700 millones de dólares. Convertida en primera absoluta, precediendo al gigante petrolífero Exxon Mobil que hace unos meses se batía en duelo con la compañía fundada por Steve Jobs por el récord mundial de la capitalización en Wall Street.

Anuncios
Anuncios

Se trata de 400 millones de capitalización contra más de setecientos de Apple. En la clasificación de las empresas más capitalizadas, detrás de Apple y Exxon se encuentran firmemente Microsoft (392 millones) y Google (371 millones).

Por lo tanto, Apple es casi el doble, en términos de capitalización, en comparación con la empresa petrolífera. El gigante tecnológico esta vez vuela, y lo hace estableciendo el récord de ventas del iPhone 6, que, en unas cuantas horas tras la presentación, ya había vendido más de diez millones de modelos en todo el mundo. Después de la muerte de Steve Jobs, muchas personas pensaron que habría una disminución tanto en términos de innovación como en términos de capitalización de la empresa. Los escépticos de Apple fueron contradichos en el espacio de tres años, porque la empresa ha duplicado su valor deteniendo un récord absoluto: nunca ninguna empresa estadounidense había alcanzado un valor de mercado similar.

Anuncios

Todo esto gracias también a la capacidad de consolidar los productos maduros y de lanzar algunas innovaciones de software y nuevos productos que serán lanzados en los próximos meses. Uno de ellos es el Apple Watch que podría ayudar y apoyar la capitalización de la empresa. No sólo, incluso las nuevas adquisiciones, incluyendo Beats, podrían (el condicional es necesario) ayudar la empresa de Tim Cook a atacar nuevos mercados y a mantener el liderazgo en Wall Street. ¿Será así? En este caso, nos preparamos para nuevos récords.