Hace aproximadamente un año #Apple anunciaba que tenía pensado sacar al mercado una línea de smartphones mucho más juvenil la cual nos permitiría elegir entre una amplia gama de colores para nuestro dispositivo. Esta era la primera vez que oíamos hablar del iPhone 5c, en un principio los usuarios recibieron esta noticia con una gran negatividad la cual no tardó apenas tiempo en expandirse por las redes ya que en un principio se pensaba que este dispositivo lo habían diseñado como un modelo económico de lo que hasta ahora se conocía como iPhone 5 ya que estaba dirigido a un público más juvenil, sin embargo estas afirmaciones no eran ciertas ya que este dispositivo no tendría un precio reducido respecto a su predecesor.

Anuncios
Anuncios

Pese a esto Apple ha anunciado que a partir del próximo año dejara de producir este modelo, no de una manera drástica pero sí que lo irán retirando poco a poco del mercado, otras fuentes provenientes de Taiwán también han asegurado que el iPhone 4s también dejara de distribuirse debido a que ya tiene unos cuantos años y por lo tanto la tecnología que usaba se ha quedado desfasada respecto a los nuevos terminales que nos está ofreciendo la compañía en este mismo instante.

Otra de las posibles causas de las cuales se han hablado es que sus pantallas eran demasiado pequeñas para lo que actualmente demandan la mayoría de usuarios, no hay más que echarle un vistazo al mercado de los smartphones para ver que la mayoría de empresas han empezado a apostar por unas pantallas mucho más grandes de lo habitual, sobrepasando las 5’5 pulgadas en la mayoría de ocasiones.

Anuncios

Según varios analistas han concretado que los gastos que tienen en publicidad respecto a las ventas que tienen estos terminales no siguen siendo rentables para la empresa, así mismo los costes de producción tampoco son rentables ya que a causa de estar produciendo unidades de estos modelos están dejando de fabricar otra gran cantidad de iPhone 6 y Plus, los móviles que actualmente más demandan los usuarios, llegando a tener que esperar por ellos, por lo tanto están perdiendo una gran cantidad de dinero.