En un mundo cada día más globalizado, donde la tecnología da saltos agigantados en cuestión de meses, o incluso semanas, ya muchos auguran el fin de una profesión: traductor. Desde los primeros programas rústicos que hacían reír a los expertos con frases altisonantes, erratas difíciles de digerir o totalmente erróneas, hasta la interacción de millones de personas aportando conocimientos han hecho que las herramientas de traducción sean cada vez más fiables.

En un principio los especialistas consideraron que tomaría décadas antes que un ordenador pudiera entender las implicaciones semánticas de una frase, por lo que la traducción de palabras aisladas, fuera de contexto y sin muchas acepciones fuera viable, pero ya no así estructuras más complejas, por lo que los traductores miraban con sorna los últimos productos que llegaban al mercado, pero…la alegría dura poco en estos tiempos.

Anuncios
Anuncios

Desde que la herramienta más común para las traducciones online: Google Translate, comenzó a incluir en sus bases de datos las recomendaciones de los usuarios, los profesionales notaron un salto exponencial en la claridad y calidad de las traducciones, hasta el punto que se convirtió en fuente de consulta obligatoria para ellos, entre otras cosas, les permitía ahorrar tiempo a la hora de teclear, y podían concentrase en perfeccionar el estilo.

Pero la noticia sobre la creación de una herramienta que te permite traducir sitios web enteros en cuestión de segundos por una compañía canadiense ha disparado las alarmas del gremio, quienes ven reducidas cada día las ofertas de #Trabajo, debido a la globalización de empleos por una parte, y la presencia de herramientas baratas que hacen el trabajo de ellos en cuestión de segundos.

Anuncios

Según trascendió recientemente Lingumania INC, una compañía con base de operaciones en la ciudad canadiense de Toronto, la cual se dedica a ofrecer software para traducciones en líneas y dar servicios de alojamiento a sitios ya traducidos, ha sacado al mercado la aplicación Help Translate que puede ser usada por los webmasters para traducir sitios completos en un santiamén.

Hasta la fecha más de 100 sitios han adquirido esta herramienta, y por los niveles de satisfacción mostrados, pudiera ser solo cuestión de tiempo antes de su gran salto al mercado global, amenazando seriamente a aquellos que viven de sus conocimientos lingüísticos.

Por ahora solo queda esperar a ver si la herramienta es tan buena como dicen. Por lo pronto, los traductores deberán especializarse en poesía. ¡No hay forma que una computadora pueda expresar un sentimiento! #Internet