El #Gobierno de Rodríguez Zapatero hizo el intento de impulsar el coche eléctrico previendo para este año 2014, unos 250.000 automóviles de este tipo por las carreteras españolas. Pero la demanda no aumenta y en la actualidad sólo hay 5.000. Desde el sector piden ayudas económicas para fomentar su compra y uso, puesto que el conductor ahorrará dinero con él.

Hace tres años, el gobierno socialista presentó un plan para impulsar el coche eléctrico, valorado en 600 millones de euros. Según Miguel Sebastián, el aquel entonces Ministro de Industria preveía en el año siguiente unos 20.000 vehículos matriculados, tanto híbridos como puros.

Anuncios
Anuncios

También, se llegó a estimar que en el 2014, llegarían a circular 250.000 #Coches puramente eléctricos y casi 750.000 automóviles híbridos.

Sin embargo, las previsiones no han sido reflejadas en la realidad. De acuerdo con los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), 375 coches puros y 10.342 híbridos fueron matriculados. El año pasado se vendieron 4.921 vehículos híbridos y 328 coches eléctricos.

Asimismo, dentro de los automóviles eléctricos se diferencian en tres tipos diferentes. El primero es el Vehículo Híbrido Enchufable (PHEV), que son los que combinan un motor de combustión interna y otro eléctrico con baterías que permite su recarga a través de un enchufe, por tanto puede recorrer más kilómetros que un eléctrico puro. El segundo tipo es el Vehículo totalmente Eléctrico (EV), que son los coches que se mueven en exclusiva con un motor eléctrico.

Anuncios

Y por último, está el Vehículo Eléctrico de Autonomía Extendida (EREV), cuyas características son iguales que en uno eléctrico de batería pero llevan además otra fuente secundaria que funciona como un generador interno y que recarga las baterías permitiendo aumentar la autonomía del vehículo.

Estos son los tres tipos de coche ecológico que se ha querido impulsar desde el gobierno actual y el anterior. Pero aún se tienen que solucionar varios problemas para conseguir su uso generalizado. El primero y gran obstáculo es el precio, que en tiempos de crisis es difícil de alcanzar. Otra desventaja es que no ofrece tanta autonomía como un coche normal y además, la red de recarga en España es insuficiente. Por otro lado, su compra ayuda al medioambiente puesto que no contaminan directamente y su punto fuerte es que el consumidor ahorrará, ya que el vehículo sólo funciona mediante la energía eléctrica que se ha acumulado en su batería.

El Gobierno popular encabezado por Mariano Rajoy, también, ha creado un plan de subvenciones para favorecer la compra de vehículos eléctricos.

Anuncios

Así pues, "se evitará la emisión de 75.000 toneladas de CO2 y el ahorro de 150.000 barriles de petróleo", decía el BOE el pasado mes de abril.

Alejandro Sánchez es el presidente de la Asociación Valenciana del Vehículo Eléctrico (AVVE) y cree firmemente que "algún día se hablará de los coches de gasolina como del tabaco en los aviones. Será cuando viajar en coche eléctrico sea lo más normal del mundo". No obstante, insiste en que para esto hay que convencer a los políticos. De hecho asegura que lo que su asociación pide "son medidas de discriminación positiva, incentivos que no tienen coste directo para la administración pública pero que sí reportan beneficios al usuario del vehículo eléctrico".

A pesar de todos los inconvenientes, Alejandro insiste en que "el vehículo eléctrico ya no tiene marcha atrás". "Es algo que se acabará imponiendo, tendrá sus nichos de mercado, sus usos habituales, es sólo una cuestión de tiempo". Pero según los datos recogidos por el Plan del Vehículo Eléctrico, aún queda mucho por hacer para impulsarlo definitivamente en nuestro país. Hoy en día, se conducen 787 turismos eléctricos, 623 vehículos comerciales eléctricos, 6 autobuses eléctricos, 2.777 motocicletas eléctricas y 1.387 cuadriciclos eléctricos, que hacen un total de 5.580 unidades.