Remontándonos al año pasado, todos podremos recordar que Sony lanzo al mercado un nuevo tipo de cámara diseñada únicamente para poderse acoplar a nuestros smartphones (tenia utilidad en cualquier marca y modelo de teléfono) este proyecto fue presentado en la Mobile World Congress que se celebra anualmente y en la cual las marcas presentan sus prototipos y nuevos modelos. La cámara contaba con un zoom x10 y también con un sensor de 20 megapíxeles lo cual lo convertía en una autentica barbaridad, consiguiendo mejorar muchísimo la calidad de las fotografías con nuestro smartphone y suponiendo así toda una revolución.

Como es normal, debido al éxito que tuvieron en su momento las Sony QX, la marca ha decidido como no, apostar por su desarrollo y presentar nuevos proyectos de este tipo.

Anuncios
Anuncios

El sitio que ha decidido esta vez para hacer su presentación ha sido la ultima edición de IFA en la cual ya pudimos ver las nuevas QX1 y QX30, de las cuales actualmente ya disponemos en nuestros mercados, pudiendo elegir también nuestro color favorito ya que esta vez también podremos elegir el color rosa y cobre, aparte del clásico negro y plateado que ya vimos anteriormente.

La QX1 nos permitirá poder cambiar los objetivos según las necesidades de cada usuario en cada momento, pudiendo acoplar cualquier lente del mercado ya sea Sony o de otra marca. También tiene incorporado un sensor de 20,1 megapíxeles y incluye el modo automático. Por otra parte, tenemos la QX30 que como podremos haber observado, su nombre lo dice todo ya que tiene un zoom de x30 la cual cosa hoy en día es casi impensable en un smartphone y que por ahora solo podremos tener si usamos estos acoples, al igual que la QX1 también incorpora un estabilizador y por ultimo también podremos grabar vídeos en Full HD.

Anuncios

La manera de sincronizar estos dispositivos con nuestro smartphone es descargando una app que es totalmente gratuita llamada Play memories y una vez finalizada su instalación, en el apartado WiFi nos aparecerá nuestra cámara para seleccionarla y de esta manera quedaran totalmente sincronizados nuestros dispositivos. El precio de salida de ambas cámaras sera de 300 euros, un precio que la marca ha denominado como razonable ya que tiene compatibilidad con cualquier smartphone.