Existe desde el 2012 pero se puso a la venta en junio de este año, es una bicicleta plegable y su singularidad radica entre otras cosas a que no lleva cadena sino que se pedalea con una transmisión mediante cardán. Ya se puede adquirir en todo el mundo aunque claro, la bicicleta además de singular tiene un precio bastante disuasorio lo cual la eleva a la calidad de elitista, al alcance sólo de bolsillos bien provistos, no es un Ferrari y sí, hay bicicletas mucho más caras pero esta se hace valer y nunca mejor dicho.

Por 3990 euros puedes adquirir esta máquina que se plega en apenas 10 segundos, lleva un motor de 250 W y recarga su batería mientras pedaleas lo cual es una tecnología que poco a poco se va incorporando más en diversos tipos de vehículos y en esta oportunidad en esta bicicleta que también incluye marchas automatizadas que también contemplan la opción de pasarlas a modo manual.

Anuncios
Anuncios

Su batería de litio le permite una autonomía bastante limitada para su precio y su elevada tecnología pues como máximo te desplazas a 45 kilómetros de distancia, mientras que su recarga lleva 3 horas, no es liviana tampoco pues su peso es de casi 22 kilos montada en ruedas de 20 pulgadas.

Aún no se conoce el desembarco de esta máquina en tierras españolas pero ya está a la venta en 15 países de la zona euro y por supuesto que aquel que desee darse el capricho puede pedirla online pero el caso es que personalmente no veo la compra de ella como una buena inversión, soy de los antiguos que le gusta la bici tradicional, cadena, cambios y demás, pedalear con y sin esfuerzo mientras disfruto del paisaje.

Su aspecto no la hace demasiado atractiva y si bien incorpora un sensor de obstáculos y algunas novedades más no deja de ser una máquina más en el mercado que llega en un momento de caída de ventas, sí, pero además no aporta nada nuevo en el mercado sino que es una máquina más, cara, novedosa pero a la cual la más modesta de las bicis tradicionales no le envidia nada, claro que para aquellos que les gusta salir en bici y pasear sin esfuerzo sí que les puede resultar tentadora.

Anuncios

Por sus incorporaciones tecnológicas y por su sistema de transmisión, más allá de eso es a mi modo de ver, una bicicleta que dudo tenga una segunda edición y su venta verá limitada su fabricación e incluso más.

Siempre va bien la incorporación de novedades, claro que en este segmento la bici es un elemento de esparcimiento, ocio y sobre todo ejercicio por que de lo contrario se pierde la magia y si bien estoy de acuerdo que en caso de personas con movilidad reducida o donde el ciclista no pueda pedalear demasiado sería una solución. Claro que en el mercado existen modelos más convencionales y con un precio 5 veces inferior a esta que aún teniendo su cuadro de aluminio y su horquilla de fibra de carbono y un peso desproporcionado para el material con el que está fabricado. 

En ocasiones creo que los fabricantes no toman en cuenta las necesidades del usuario ni la actual coyuntura, seré un nostálgico pero me quedo con las bicis convencionales o de montaña, la urbana de toda la vida y como mucho optaría por alguna liviana con suspensión incorporada, pero no mucho más.

Anuncios

Para hacer ejercicio apuesto por la de dos ruedas de toda la vida.