Una pequeña parte de la criminalidad mundial está conformada por ciberdelincuentes, según se informó desde el Centro Europeo de Ciberdelincuencia (EC3). Se estima que los mayores responsables de daños a través de ordenadores no superan el centenar de personas. Sin embargo, la modalidad con la que operan los transforma en los más escurridizos de la policía.

En una entrevista brindada a la cadena británica BBC, Troels Oerting, el director del EC3, remarcó no solo la peligrosidad de este grupo de programadores expertos que usan sus conocimientos para el desarrollo de malware, sino también las dificultades a las que se enfrenta el departamento de policía para poder realizar su trabajo con éxito.

Anuncios
Anuncios

Entre los mayores obstáculos, la desaparición de fronteras geográficas es uno de los más significativos, ya que puede suceder que un software malicioso afecte a un país o región pero que su programador esté actuando a miles de kilómetros. Junto con esto, aparecen las legislaciones internacionales y de cada país, de ahí que Oerting señale la necesidad de un trabajo cooperativo a nivel mundial.

Los ciberdelitos. El catálogo de ciberdelitos es bastante amplio. Incluye delitos menores como el bloqueo de un teléfono inteligente a través de su sistema y por el cual piden un "rescate" para que sea "liberado", hasta la intromisión en sistemas privados de los gobiernos, pasando por fraudes y estafas virtuales, abuso de menores, robo de claves y contraseñas, o el espionaje de la privacidad más íntima -recordemos aquel caso en el que a través del código de Facebook se podía filmar a los usuarios sin que ellos lo notaran -.

Anuncios

La vulnerabilidad informática forma parte del sistema y hay que estar atentos y preparados para que esto suceda. A casi todos los usuarios de correo electrónico en algún momento le ha llegado un mail anunciando que hubo un intento de violar la seguridad de la cuenta. Así muchos hemos sido, tal vez en menor grado, víctimas de la ciberdelincuencia. El hecho es tan preocupante que en 2013 la oficina de Policía Europea decidió fundar un espacio que se dedique exclusivamente a batallar contra este modus operandi: EC3. Allí, personal policía calificado en informática está atento a los nuevos y sorpresivos ataques de los delincuentes del ordenador. #Unión Europea #Terrorismo