Está previsto que el avión espacial X-37B aterrice hoy en la Base Vanderberg de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas en California. No se sabe exactamente a qué hora se efectuara el aterrizaje.

Esta nave, la cual no está pilotada por nadie, se lanzo al espacio sobre cohetes United Launch Alliance Atlas V, en diciembre del 2012. En un principio la misión estaba programada para durar nueve meses pero el avión ha estado en órbita por casi dos años en misión militar clasificada (secreta). Nadie sabe con seguridad que ha estado haciendo por allá arriba salvo la Nasa o las autoridades militares.

La nave es exactamente como un transbordador espacial en miniatura.

Anuncios
Anuncios

Mide ocho metros, ochenta y cinco centímetros (29 pies) de largo, dos metros, noventa centímetros de alto (9.5 pies), una envergadura de casi 4.6 metros (15 pies) y pesa aproximadamente cinco toneladas y media. Por lo menos existen dos naves de este tipo.

El X-37B está habilitado para utilizar paneles solares para generar energía, por este motivo ha podido estar en órbita por tanto tiempo.

En un comunicado a la prensa, las Fuerzas Aéreas dijeron que todavía hacen falta muchas misiones para alcanzar los objetivos del programa de pruebas, pero no se han especificado aún el número de ellas.

La primera misión del X37-B duró 225 días en órbita y fue lanzado al espacio desde el cabo Cañaveral en Abril del 2010. La segunda misión duró 469 días y fue enviado al cielo en marzo 2011 y regreso a la tierra en Junio del 2012.

Anuncios

Esta es la tercera misión del Vehículo de Prueba Orbital (Orbital Test Vehicle, OTV) fabricado para probar tecnologías reutilizables de vuelos espaciales durante su estadía en órbita. Esta es la única explicación que dan las Fuerzas Armadas para justificar los programas de vuelo de estas naves.

En el 2010 en el periódico China Daily se publicaron algunas preocupaciones sobre estos programas espaciales y los armamentos en el espacio, también se especulo en la página Spacedaily.com sobre si el X-37B fuese un satélite espía. El Pentágono negó las mencionadas acusaciones. Astrónomos amateur informaron haber visto la nave en su primera misión en países conflictivos.