Sabemos muy poco de la topografía de nuestros océanos. Desde que el vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció, a principios de este año, en pleno océano, se ha tenido conciencia mundial sobre el escaso conocimiento que tenemos del fondo marino de nuestro planeta. Hasta ahora, los datos que conocemos se han obtenido a través de los barcos de investigación que usan haces acústicos para mapear las profundidades marinas (solo se ha rastreado un 10 por ciento, el resto está inexplorado).

El geofísico David Sandwell, de la institución Scripps de Oceanografía de la universidad de California, a llevado a cabo un estudio que consiste en utilizar mediciones de la gravedad del fondo marino obtenidas del equipo de radar que se encuentran a bordo de los satélites CryoSat-2 de la Agencia Espacial Europea y del Jason-1 de la NASA, con las que pueden capturar características geológicas de las profundidades marinas con una definición sin igual.

Anuncios
Anuncios

Con este método, han conseguido mostrarnos las principales estructuras del fondo marino. Descubrieron una cordillera, con una longitud aproximada a la extensión de Texas, en medio del océano, justo debajo del golfo de México. Esta técnica también proporciona información de donde están algunas crestas (zonas que se crearon tras la separación de las placas tectónicas de la tierra) como la de Angola, situada en el Atlántico Sur, que se formó tras la separación del continente Africano y América del Sur. Estos datos proporcionan información sobre el pasado geológico de la tierra.

Además de la importancia que estos descubrimientos tienen para la ciencia, se pueden aplicar a otras actividades, como la exploración de bolsas de petróleo o para fines militares. Según el geofísico Dietmar Müller, otro de los investigadores, los datos que proporcionan los satélites no son tan precisos como los haces acústico, ya que no fueron construidos para este fin, pero la cobertura es mucho mayor y es menos costosa ya que un buque tardaría años en registrar todos esos datos y necesitaría un presupuesto de millones de euros.

Anuncios

#Investigación científica