La composición de la atmósfera es de aproximadamente, 78% nitrógeno (N), 21% oxígeno (O2) y el 1% restante otros gases como el dióxido de carbono (CO2). El oxígeno es básico y esencial para la vida, ya que sin él no se podría producir la respiración celular, que es la fuente básica de energía que usamos para mantenernos vivos. Muchos otros procesos, desde el funcionamiento de los motores de explosión, pasando por procesos industriales en los que se necesita O2 hasta la oxidación de compuestos, dependen de la presencia de esta molécula en el aire. Sin él, no seria concebible la vida, o, al menos, tal y como la conocemos.

En dadas ocasiones, el oxígeno presente en un ambiente es escaso, no lo suficientemente elevado o en un estado imposible de utilizar para realizar ciertos procesos, como es el caso de poder respirar bajo el agua, o la escasez del mismo en las cimas de las montañas.

Anuncios
Anuncios

Un equipo de investigadores daneses ha realizado un estudio en el que han sintetizado un material nuevo, cristalino, capaz de adsorber (adherir a su superficie) oxígeno y almacenarlo, y aún más, liberarlo controladamente y cuando se desee.

Para hacernos una idea, un recipiente con aproximadamente 10 litros de este material es capaz de fijar todo el oxígeno de una sala. Este material, el cual aún no tiene nombre, posee cobalto, un metal, debido a su capacidad para interaccionar con el oxígeno. Es una similitud con una molécula presente en la sangre, la hemoglobina, que contiene hierro (Fe) y es la responsable del transporte de oxígeno en el cuerpo humano.

Lo novedoso de este material no solo es su capacidad para adsorber el oxígeno (cosa predecible por contener un metal y ser parecido a la hemoglobina), sino la posibilidad de liberarlo a placer (mediante cambios de presión y/o temperatura) y que no pierde esta capacidad, que el material lo puede realizar muchas veces.

Anuncios

Esto podría cambiar la respiración bajo el agua en un futuro, dejando las pesadas botellas de lado, o incluso, en el espacio, con la respiración en los trajes espaciales de los astronautas. #Investigación científica