Científicos de la Universidad de Queensland en Australia han descubierto que la gamba mantis tiene una habilidad muy útil - las criaturas marinas son capaces de ver varios tipos de #Cáncer dentro de nuestro cuerpo. Y ahora han replicado esta capacidad en una cámara que podría llegar a ser integrada en un smartphone.

Las gambas mantis pueden ver el cáncer y la actividad de las neuronas debido a que tienen ojos únicos, conocidos como ojos compuestos. Este tipo de ojo está preparado para detectar la luz polarizada - un tipo de luz que se refleja de manera diferente de los diferentes tipos de tejidos, incluyendo el tejido canceroso o sano.

Anuncios
Anuncios

"Vemos a color con tonalidades y matices, y los objetos con contraste, pero nuestra investigación está revelando una serie de animales que utilizan la luz polarizada para detectar y diferenciar los objetos."

El equipo ahora trabaja con colaboradores internacionales para crear una cámara que pueda replicar esta capacidad - esperan que con el tiempo podrían adaptar esta cámara a los smartphones para que permitan a las personas escanear su cuerpo para detectar el cáncer.

"La cámara que hemos desarrollado en estrecha colaboración con científicos estadounidenses y británicos graba vídeo y podría proporcionar información inmediata sobre la detección del cáncer y la supervisión de la actividad de las células nerviosas expuestas", dijo Marshall, un investigador del equipo.

Lo hicieron mediante la revelación de que el ojo compuesto de los camarones mantis contiene grupos de células fotoeléctricas llamados ommatidia.

Anuncios

Cada uno de éstos ommatidium tiene una delgada capa de micro-vellosidades que puede filtrar la luz polarizada, así como los receptores sensibles a la luz.

Para imitar esto en la cámara, los científicos utilizaron nanocables de aluminio para replicar las microvellosidades que filtran la luz polarizada, y los colocaron en la parte superior de los fotodiodos, conversores de la luz en corriente eléctrica.

"Convierte los mensajes invisibles en colores que nuestro sistema visual es capaz de captar," dijo Marshall.

Mientras que los sistemas de imágenes actuales ya utilizan la luz polarizada para detectar el cáncer, existen limitaciones para el tamaño de los tumores que pueden detectar y requieren un equipo grande. Al replicar los ojos de la gamba mantis, los científicos esperan mejorar nuestra tecnología hasta el punto en el que podría ser incluida en un smartphone. Esto reduciría la necesidad de métodos de detección de cáncer más invasivos, tales como biopsias, y podría ayudar a detectar el cáncer temprano.

Sorprendentemente, los sensores desarrollados por el equipo de la Universidad de Queensland ya han sido utilizados para "ver" la actividad de las neuronas dentro de un cerebro en tiempo real, así como proporcionar el diagnóstico precoz de los tejidos cancerosos en ratones.