Está comprobado que la necesidad agudiza el ingenio. Y sino que se lo cuenten al joven Kenneth Shinozuka cuando una madrugada la policía le trajo a su abuelo desorientado. Le dijeron que lo habían encontrado deambulando por la calle sólo y que se sentía perdido. Posteriormente al abuelo de Kenneth le diagnosticaron con la enfermedad de Alzheimer. El joven empezó a devanarse los sesos para encontrar una solución para ayudar a su abuelo y a los enfermos de Alzheimer. Y un buen día se le encendió la bombillita de las grandes ideas.

El joven comenzó a observar detenidamente a su abuelo y, concretamente, al movimiento de sus pies cuando se levantaba de su cama.

Anuncios
Anuncios

Él quería crear un dispositivo que pudiera evitar que el enfermo saliera de su casa sin que lo supiera la familia. Y entonces cayó en la cuenta de que el momento clave era cuando la persona cambiaba de posición tumbado a levantado. Una vez hallada la clave ideó un sensor que detecta la subida de presión sobre la planta del pie en posición levantado.

Elaboró un circuito de 0,25 milímetros de grosor con un pequeño cartucho de tinta con propiedades conductivas. Al aplicarse la presión, la tinta pasa de un extremo del circuito al otro emitiendo una pequeña descarga eléctrica. El sensor, a su vez, está conectado por tecnología Bluetooth LE.Kenneth creó una APP para iOS y Android que interactúa con el sistema y así cuando salta la alarma del calcetín se recibe un aviso en la APP. De este modo los familiares saben que el paciente se ha levantado o se está moviendo.

Anuncios

Shinozuka desarrolló esta idea en calcetines, lo cual fue un gran acierto,con resultados muy positivos. El sistema detectó el 100% de las veces que su abuelo se incorporaba de la cama. El dispositivo no ha tenido fallos en los seis meses del período de pruebas lo que demuestra que este invento posee gran durabilidad. Esta tecnología está participando en el Google Science Fair 2014 bajo el nombre de "Wearable Sensors". Además este novedoso sistema de sensores en calcetines ha servido para estudiar los hábitos de sueño de los afectados por el Alzheimer. Un gran invento.