La industria automotriz presenta a los vehículos cada vez más sofisticados, funcionales, con más y mejores prestaciones, y también más seguros y estables. Sin embargo, todo esto no ha disminuido la cantidad de accidentes viales, básicamente, porque muchos de ellos son producidos por errores humanos y no del vehículo. Así, por ejemplo, en algunos países, ante las elevadas cifras de tragedias producto de conductores ebrios, se han implementado estrategias que apunten a reducir el número de accidentes con proyectos como el de "el conductor designado".

El consumo de alcohol y otras drogas, y la falta de descanso adecuado son dos potenciales factores de accidentes de tránsito, que muchas veces son minimizados por el propio conductor.

Anuncios
Anuncios

Teniendo como marco esta situación, un grupo de investigadores japoneses inventaron un asiento que avisa cuando el responsable del volante está bajo el efecto de drogas o a punto de dormirse.

Este asiento fue desarrollado por expertos de las universidades de Hiroshima y de Tokyo y tuvo también con la colaboración de Delta Tooling, empresa responsable de su fabricación. El artefacto cuenta con la tecnología de sensores ultra sensibles al sonido y la vibración que provoca la alteración en el pulso. Cuando se consumen drogas como el alcohol, el pulso aórtico se vuelve irregular, y es esta variación la que es detectada por el micrófono que se incorpora en el asiento. La misma irregularidad se produce cuando se entra en una situación de somnolencia y cuando se está padeciendo un infarto, por lo tanto, tener un dispositivo como este asegura menor cantidad de accidentes viales.

Anuncios

Por tratarse de un sistema de sensores integrado en un tejido de espuma, no resulta incómodo para quien maneja, por lo que también se recomienda para usar en colchones y evitar muertes durante el sueño por problemas cardíacos.

El proyecto fue informado en el día de hoy en Nikkei Technology, aunque todavía se desconoce cuándo se comenzará a comercializar y cuál será su costo. Tampoco se sabe si alguna de las empresas automotrices se encuentra interesada en adquirir el invento para su línea de vehículos. Por el momento, se trata de una buena noticia que, de masificarse, representaría una mejora en las estadísticas de tragedias viales.