Raro es ver hoy en día que todos los amigos, o todos los familiares, tienen el móvil de hace más de dos años, al igual que en todo los grupos de gente, suele haber alguien con la pantalla rota de su smartphone. ¿Quien no recuerda aquellos móviles que funcionaban solo con teclas, con su pantallita pequeña, que parecían indestructibles? Parece que la época de los "móviles de piedra" pasó ya hace mucho tiempo, principalmente a causa de las pantallas táctiles y del gran aumento de su tamaño, pero las marcas siguen intentando aumentar la dureza de sus pantallas, aunque como estamos observando, no hay grandes adelantos.

Se calcula que desde el año 2007, en España se ha gastado más de 5.000 millones de euros arreglando los teléfonos móviles o sustituyéndolos, teniendo en cuenta que 22 millones de españoles tienen un smartphone, sale una media de 228€ por persona que utiliza smartphone, que puede no parecer mucho gasto en 7 años, ya que muchos de los teléfonos actualmente a la venta se encuentran por encima de los 300€.

Anuncios
Anuncios

Así pues, un estudio de SquareTrade ha dejado unos datos curiosos e interesantes, como por ejemplo, que los hombres son un 18% más propensos a romper sus teléfonos que las mujeres.

Otro dato, que no supondrá ninguna sorpresa, es que los menores de 45 años son un 38% más propensos también a romper el móvil; si una persona es padre, la probabilidad de que su móvil se haga trocitos baja un 12%. También, un 26% de los móviles dañados ha sido a causa de una tercera persona, dato el cual creo que se tendrá en cuenta a la próxima vez de dejar un teléfono a un amigo o familiar.

En cuanto a la causa de la rotura de nuestro terminal, hay unos datos bastante curiosos: Un 49% de los accidentes con el teléfono móvil suceden dentro de casa, de los cuales, el 15% de estos accidentes han sido por caerse el teléfono al váter. Un 15% de las roturas de los terminales han sucedido por dejarse el móvil encima del techo del coche y arrancar sin darse cuenta.

Anuncios

Cuando se ven eventos deportivos, suceden el 15% de roturas de los móviles, y un 6% de los accidentes con los móviles se ha producido por meter el teléfono en la lavadora. Así pues, la obsolescencia programada no debería ser un problema para aquellos españoles que tengamos un smartphone, por que seguramente, lo rompamos nosotros mismos antes de que el teléfono este programado para morir.  #Telefonía móvil