La biotecnología en Cuba muestra resultados de primer nivel en el contexto internacional. El trabajo de una extensa red de biofábricas ha posibilitado la producción de vitroplantas, de vacunas humanas y veterinarias, la producción de animales transgénicos, medios diagnósticos, anticuerpos monoclonales, bioproductos y fármacos.

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en Cuba se distingue por su exclusividad y probada calidad. Esa institución, pionera de la Biotecnología cubana y una de las más de cincuenta que integran el Polo Científico del Oeste, ha marcado, durante dos décadas, los momentos importantes en el desarrollo de la ciencia.

Anuncios
Anuncios

Un ejemplo de ello lo fue la primera producción del interferón leucocitario.

En esos años, como parte de los aportes del sector de la salud en la exportación de productos agrícolas a países con altas necesidades económicas, se han logrado variedades más resistentes a enfermedades y plagas en cultivos como la caña de azúcar, papa, tabaco, plátano, hortalizas y cítricos.

Algunas investigaciones exitosas distinguen entre sus descubrimientos el factor de crecimiento epidérmico recombinante y la vacuna contra la hepatitis B (Heberbiovac HB). Esta última ha permitido la inmunización de toda la población cubana menor de 25 años y, según datos del sector, está registrada en cerca de 35 países de Latinoamérica, Europa, Asia y África.

El #Cáncer prostático, como el segundo más común en los hombres y la segunda causa principal de muerte, ya tiene su contraparte en un candidato vacunal.Tras concluir la segunda fase de su ensayo clínico los resultados fueron alentadores, según especialistas del CIGB, pues el medicamento disminuye los niveles de testosterona, favoreciendo la reducción de los valores del Antígeno Prostático Específico y la regresión del tamaño de la próstata.

Anuncios

Una novedad reciente, con registro de aprobado en Cuba, lo es el medicamento líder en el Programa de Atención Integral al Paciente con Úlcera del Pie Diabético, el Citoprot-P, que permite el tratamiento del pie diabético avanzado. Este fármaco ha mostrado su eficiencia en la cicatrización de las úlceras y disminuye los casos la amputación de extremidades.

En los hospitales de Cuba se aplica a personas que presenten esta patología y que tengan la indicación de amputación. El paciente debe contar con la prescripción de especialistas de angiología. El año pasado el Heberprot-P se aplicó en 43 hospitales y 315 policlínicos, y por sus resultados se comenzó a extender a 156 municipios. Se beneficiaron con el tratamiento alrededor de 25 mil personas a nivel nacional y en las 19 naciones donde se ha registrado el medicamento, el número asciende a 132 mil.

Otros de los éxitos más recientes de la medicina cubana han sido: el primer anticuerpo monoclonal recombinante obtenido a partir de plantas genéticamente modificadas (planticuerpos), que se empleará en la producción de la vacuna contra la hepatitis B; y la vacuna recombinante contra la garrapata (GAVAC), que ha reducido la incidencia y mortalidad por las enfermedades provocadas al ganado bovino.

Anuncios

El CIGB, también trabaja en la producción la vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo b, elaborada a partir de un antígeno sintético, y que inmuniza contra la bacteria causante de meningitis y neumonía a niños menores de un año; yen la vacuna pentavalente, ya registrada, que se aplicará muy pronto en el país.Los investigadores explican que con un solo pinchazo de esta última podrán inmunizarse a los niños contra la difteria, tos ferina y tétanos.

Estos son solo algunos de los bioproductos derivados de los estudios del CIGB: la gama incluye más de 500 productos biotecnológicos y farmacéuticos, por lo que sería erróneo no incluir a Cuba entre las potencias más grandes del mundo en el desarrollo de la ciencia médica. #Investigación científica