Hablamos de adicción, la reconocemos, porque seguramente muchos de nosotros tienen a más de un contacto en #Facebook que no puede parar de publicar fotos que realiza. Un estudio llevado a cabo por la universidad inglesa de Wolverhampton y cuyos resultados se han publicado en la revista Live Science, ha confirmado que existe una estrecha relación entre el modo obsesivo de subir imágenes a la red social por parte de sus usuarios y la neurosis.

Tras varias investigaciones se detectó que las personas con carácter extrovertido y neuróticas tienen una especial tendencia a subir un  número elevado de fotografías a Facebook, más que el resto de los usuarios de esta misma red social. Sin embargo, hay una diferencia entre las personas extrovertidas y las neuróticas, ya que las primeras suelen cambiar a menudo su foto de perfil y la de portada, y las segundas tienen una obsesión por subir muchas fotos en sus álbumes.  

Fue analizado el comportamiento de más de 100 personas en un rango de edad entre los 17 y los 55 años, y entre ellas la mayoría mujeres. El estudio se centró en el tipo y la frecuencia de las publicaciones gráficas que realizaban, así como en sus interacciones en red. ¿Los resultados? En el caso de las personas extrovertidas sus imágenes les definen como personas que quieren mostrar sus sentimientos de forma pública, conectar con más gente e interactuar. Por el contrario, los usuarios neuróticos buscan, o mejor dicho desean de forma casi obsesiva, la aprobación de los demás, el respeto y la aceptación, aunque sólo sea fuera del mundo real. 

A parte de estas conclusiones, el estudio llevó a otros resultados interesantes. Los usuarios que ven las #Redes Sociales como un medio con otros objetivos excepto el de compartir su vida privada, casi no crean álbumes de fotos en Facebook, sino que utilizan otras plataformas de tipo visual para compartir sus experiencias a través de las imágenes.

Y tú, ¿sabes si y cuántos contactos neuróticos tienes en Facebook? ¿Y tu cómo te defines?