En aumento la tendencia de personas de la tercera edad que aprenden el uso de las nuevas tecnologías . En este caso la necesidad de dejar constancia del paso por la vida, ha hecho que no pocos mayores se suban al carro de las nuevas tecnologías. Redes sociales y blogs son la tendencia del momento. Un modo no poco original de que las nuevas generaciones tengan acceso a la experiencia acumulada en el devenir de toda una vida.

De este modo, las personas mayores ven solventada una necesidad común a todas las personas que no es otra que la de permanecer comunicados y de este modo permanecer vinculados a un mundo que hasta ahora permanecía cerrado por desconocido para ellos. La facilidad con la que las herramientas de #Internet permite editar en pocos pasos recortes de la vida de personas experimentadas antaño en lugares sociales trascendentes, resulta ahora algo natural parra muchos.

Familiares o amigos prestan atención a la influencia positiva que tiene en sus mayores esta herramienta, pues lleva implícita un elemento de sinergia participativa. Nuestros mayores se sienten algo menos torpes rían proyectando su experiencia de la vida, que para los que sepan mirar sin condescendencia resulta muy interesante e instructiva. Pocos de los que ahora pasan largos ratos delante del ordenador podrían haber creído que estaría en conduciendo sin obstáculos una herramienta que en sus inicios se antojaba solo apta para eruditos de la informática avanzada.

Es de este modo que la Red, ha producido una nueva especie de personajes que son aquellos nobles ancianos que ahora ejercen de memoria histórica. Muchos de ellos incluso se atreven ya con los contenidos técnicos ofreciendo consejo a cerca del arte de la artesanía. Nunca las batallitas resultaron más amenas ni rebosantes de sabiduría. En este sentido se ha producido una evolución positiva en todos aquellos que después de una vida profesional llega una nueva jubilación en la que pueden trascender conocimiento a personas interesadas en temas comunes. Para acabar de aderezar el asunto, empiezan a surgir páginas web que remuneran artículos de opinión. Y hablando de jubilación...

Que maravilloso sería que nuestros mayores pudieran recibir a cambio de su experiencia un pago formal a cambio, sin tener que resignarse a recibir tan sólo una pensión limitada. Es la era de la post jubilación interactiva y el inicio a la que podría ser llamada la nueva cuarta edad, cuyos confines están todavía por descubrir. Bienvenidos a la Red.