La mayoría de la gente, entre ellos grandes y chicos no puede estar ni vivir sin los móviles y los Smartphone. Es tanto los avances en las tecnologías que se ha hecho adicción. Son muchas las ventajas de poder tener un móvil o Smartphone a mano, pero la dependencia de los mismos no parece algo tan bueno, y sin darnos cuenta porque es así, cada vez nos esclaviza más. Parece ser, que porque se lleva nuestro móvil o Smartphone encima siempre tuvieras que estar disponible, sin guardar tu propia privacidad. ¿Nos pueden llamar en cualquier momento y a cualquier hora cualquier persona? ¿Tenemos que estar conectados siempre? ¿Estamos nosotros o nuestros hijos obligados a responder cuando les mandan un WhatsApp o una llamada #Telefónica?

María comenta que su hija de 16 años no deja su móvil ni un minuto aun cuando están almorzando o cenando, también cuando quiere conversar algo con su hija, su hija le dice que espere.

Anuncios
Anuncios

Lo cual se ve que el diálogo está cortado y a la espera de que ella deje su móvil porque o está con el WhatsApp o hablando por teléfono móvil.

Otro caso es el de Pablo, que tampoco se puede arrancar de su propio móvil o Smartphone porque él reconoce ser adicto. Y es verdad, que no necesita estar frente a frente con amigos o familiares pudiendo usar el móvil o Smartphone.

Ahora bien, tenemos dos casos en la que ambos son adictos a la tecnología y de momento no se tratan, es toda una patología que se debería tratar como tantas otras adicciones.

Es buena la tecnología hasta un cierto punto, si todo se toma para el uso que se le debe dar. Los jóvenes mientras tanto, no se dan cuenta de la dependencia de la tecnología.

Antiguamente, el teléfono se usaba también para comunicarse con la familia, amigas o trabajo, pero en su justa medida.

Anuncios

Y no dependíamos tanto como ahora los jóvenes como adultos del teléfono. Es entonces que debemos pensar qué está ocurriendo a nuestro alrededor. Si bien la tecnología es un avance, hasta dónde es buena.

La tecnología ha cortado totalmente o parcialmente la comunicación entre las personas, no las deja pensar tampoco, dependemos totalmente de las tecnologías de móviles, Smartphone, etc. La cuestión sería racionar un tiempo de no más de 10-15 minutos para comunicarnos con los móviles o Smartphone, ¿no les parece?