¿Sabías que... en el muelle sur de Santa Cruz de Tenerife hay estos días de agosto un buque-hospital, el Africa Mercy, el navío no gubernamental con este cometido que más toneladas desplaza del mundo (capacidad de carga: 1724 metros cúbicos, 152 metros de eslora, 82 camas hospitalarias), de la compañía Mercy Ships?

¿Que viene de estar casi un año en el Congo "francés"? ¿Que lo que amarra a tierra a un buque así son unas gruesas maromas ? ¿Gruesas maromas por las que, según dicen los biogeógrafos que estudian las invasiones biológicas, bajan y suben de los barcos animales forésicos y comensales de los humanos, como las ratas y las cucarachas, si las hubiere, y otras muchas especies que suelen acompañarnos en nuestros bajeles oceánicos?

¿Que lo más seguro es que precisamente Mercy Ships sí observe unos eficientes protocolos de control de fauna a bordo, pues su misión es de salud y ayuda, pero que esta práctica aséptica es deficiente o inexistente en otras muchas compañías, máxime en barcos con bandera de conveniencia? ¿Que sin ánimo de alarmar a falta de información, a tales animales exóticos, potenciales reservorios de enfermedades infecciosas importables tropicales casi nadie los controla a su llegada a puerto, como sí se controla por ejemplo en las Galápagos?

¿Que Darwin fue a las Galápagos y allí obtuvo material decisivo para su Origen de las especies, junto con los fósiles patagónicos, pero que a su paso en el Beagle por Santa Cruz de Tenerife no le permitieron desembarcar (ni a él ni a nadie) pues la autoridad de la isla temía que trajesen el cólera desde Inglaterra? ¿Que el control de lo que entra y sale de las embarcaciones en los puertos de África central es tan estricto a menudo como el que ejerce un gorila de discoteca sobre las drogas que entran y salen?

¿Que la probabilidad de que una sola diáspora zoológica contaminada por un organismo cualquiera, de tantos como hay que nos puedan concernir, se suba a un barco en África central, navegue hacia cualquier costa de isla o continente, y logre desembarcar allí, es tal vez positiva próxima a cero pero en ningún caso exactamente igual a cero?

¿Que el reservorio principal del ébola son los murciélagos frugívoros, de donde pasa a otros vertebrados, incluyendo mamíferos, incluyendo primates, incluyendo humanos? ¿Que ya en Tenerife se han producido escapes (o sueltas) de murciélagos frugívoros exóticos (Rousettus aegyptiacus) en años pasados, y que no siendo estos escapes incontrolables ni demasiado relevantes por puntuales, se trata de algo que puede volver a ocurrir?

¿Que, sin ánimo de oponerme a la vacunación razonable, nos parece correcto a una mayoría que a nuestros hijos les vacunemos con toda la memoria de enfermedades que hay o han habido, haga o no falta, como si el sistema inmune de los niños fuera un repositorio donde atesorar lo que sabemos de virus y bacterias por si acaso?

¿Que mientras tanto, en África, nuestros ministerios del tráfico de influencias, del tráfico de armas, de defensa (eufemismo que quiere decir agresión, violencia, guerra) no hacen precisamente por disminuir la pobreza, el hambre, la guerra, la enfermedad (coño, los 4 jinetes)? ¿Que sólo algunos voluntarios valientes hacen por mejorar algo las condiciones de vida (y muerte) de los africanos?

¿Que el sida, la gripe, la tuberculosis, el agua contaminada, la malaria, el hambre, la sed, las tres patas del banco: la guerra, el terrorismo, el tráfico de armas; el narcotráfico, el tráfico de basura occidental electrónica (e-waste, eufemismo de e-mierda de tráfico unidireccional e irreversible: a África; "dejamos" África hace más de 1 millón de años y hace dos siglos o más empezamos a mandarle nuestra basura); el tráfico de peces gigantes exóticos cuyo comercio es sólo lucrativo para occidente y que se cargan la biodiversidad lacustre y la riqueza natural de las etnias de los lagos del centro de África, que se están secando en vida; el tráfico de metales preciosos y de metales horrendos; de marfil de elefantes y de especies de caza mayor y menor; el trabajo infantil forzoso; la ablación genital femenina; etc. , que, en fin, uno cualquiera de ellos tomado por separado se ha cargado con diferencia más personas desde 1976 que el ébola (primer registro del ébola; prefiero no hablar de brote), al que no le quito el mérito de ser un virus mortífero, peligroso y temible?

Cuando la alarma del brote termine (de brotes verdes nada de nada desde que se auguraron hace ya más de un lustro, sólo brotes de soja transgénica -nada que objetar a lo transgénico- y brotes de enfermedades emergentes) y ya las grandes corporaciones farmacéuticas hayan hecho caja, con algún tratamiento que nos venden como de extrema novedad, yo propongo que en España empecemos a instalar dispensadores con gel biocida en todos los lugares públicos para lavarnos todos las manos como Pilatos, y así interiorizar de una vez procedimientos de asepsia domésticos que son el primer frente de protección frente a enfermedades infecciosas (bacterias, virus, #Corrupción, políticas nefastas, belicismo, cajas B y hasta C, las lacras nombradas arriba...) y que ya son habituales en países que se toman estas amenazas en serio. #Crisis