Las redes sociales son la herramienta clave para la comunicación. En el entorno laboral fomentan la cultura de la empresa y mejoran las relaciones entre los trabajadores, aumenta el espíritu corporativo. No obstante, en muchas ocasiones se cree que el acceso a las redes sociales provoca desconcentración en el trabajador.

Las redes sociales se han convertido en la herramienta básica para trabajar. Ya no basta que tu empresa esté online, si no que tiene que estar en las redes sociales del momento si quieres triunfar. Se dice que como más conectados estamos, más productivos somos. Los directivos apuestan que la conexión a las redes sociales no provocan desconcentración, sino más bien lo contrario, hay más producción.

Anuncios
Anuncios

La gran diversidad de canales de comunicación que existen permite a las persona flexibilizar su #Trabajo respecto al momento y el lugar en que se desarrolla.

Así, cuando un empleado se relaciona dentro de una comunidad virtual corporativa, la mejora de la gestión del trabajo y del conocimiento es más visible. Los medios sociales también aportan beneficios al clima laboral y a la comunicación corporativa. Así pues, según datos del estudio de WDStorage, el uso de las redes sociales fomenta la cultura de la empresa en un 45 por ciento. Un 46% mejora las relaciones entre los trabajadores y, un 37 por ciento, favorece el espíritu colaborativo.

¿Qué se debe hacer?

Los expertos recomiendan perder el miedo que muchas empresas tienen a la hora de utilizar las redes sociales y afirman que se tienen que aprovechar las ventajas que éstas ofrecen.

Anuncios

Los consumidores son los primeros que consultan las redes sociales para informarse sobre el producto. Miran las opiniones de los demás para saber si comprar o no un producto o servicio. Estar en los medios sociales es muy importante.

Permitir que los expertos tomen cartas en la interlocución es un dato muy positivo, ya que los propios empleados podrán informar directamente al consumidor sobre aquello que vende la empresa.

No obstante, la línea que divide las redes sociales y las empresas es muy difusa. Por ello, ha habido muchas empresas que han intentado vetar el acceso de los trabajadores en los medios sociales. No obstante, la mayoría de trabajadores llevan sus dispositivos tecnológicos al trabajo, lo que hace que estos intentos sean fallidos. Así pues, se llega a la conclusión de que cabe reflexionar más sobre el uso de las redes sociales en las empresas, ya que potencian la cultura corporativa de éstas.

#Facebook