Anuncios
Anuncios

El viento fuerte que pasó por Tarragona dejó una víctima en la mañana de este miércoles (28). Un hombre, morador de Segur de Calafell, perdió el equilibrio y murió [VIDEO] al caer del balcón del patio interior de su casa en el momento en que la ciudad enfrentaba una fuerte racha de viento.

De acuerdo con informaciones de la Protección Civil, el hombre de 56 años de edad, reparaba una ventana en el momento en que perdió el equilibrio a causa del viento y cayó en el patio interior. Tres patrullas de los Mossos d'Esquadra fueron desplazadas hasta el lugar del accidente tras ser enviado un comunicado al número de emergencia 112 de Cataluña.

Más de 500 llamadas al teléfono 112

El Sistema Médico de Emergencia (SEM) también envió tres unidades para realizar maniobras de resucitación cardiopulmonar, pero no pudo salvar a la víctima.

Anuncios

En el período de la mañana, el teléfono 112 registró 539 llamadas para atender las ocurrencias del viento.

El Departamento de Bomberos de Generalitat realizó 186 servicios y Barcelona, 120, en particular por elementos estructurales inestables.

Según el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), las rachas de viento alcanzaron 102 kilómetros por hora, en 91 en Hostalets de Pierola (Barcelona), Vila-Rodona (Tarragona) y 96 km / h en Font-rubí (Barcelona).

Viento afecta la circulación de trenes en Tarragona

Alrededor de las 13 horas se registró otro suceso. Los trenes de larga distancia y los regionales de la R16 tuvieron su circulación afectada entre Mont-Roig y Tarragona. Un tren se quedó parado en Tres Camins y otro en la entrada de Tarragona, pero a las 14h30 ya habían retomando la marcha.

Anuncios

En la mañana de este miércoles, la Protección Civil de la Generalitat activó una alerta del Plan Especial de emergencias de Ventcat para realizar la previsión de vientos fuertes que podrán intensificarse por la tarde en Tarragona y Barcelona.

15 comunidades en alerta de viento, caída de nieve y olas de hasta ocho metros

La tempestad Bruno está causando daños en la Península Ibérica y en las Islas Baleares desde el martes y por eso permanece la alerta quince comunidades, excepto Extremadura y las Islas Canarias.

La alerta incluye olas de entre siete y ocho metros, además de ráfagas de más de 100 kilómetros por hora y nevadas que podrán acumular 25 centímetros de espesor. Bruno es la segunda tormenta con nombre propio de la estación. La primera fue la tempestad Ana.

En Cataluña se emitió una alerta naranja para rachas de viento de 90 kilómetros por hora. La misma alerta sirve para fenómenos costeros adversos y sólo la provincia de Lleida continúa con el aviso amarillo para las nevadas. #Catalunya #Sucesos #Tiempo