Anuncios
Anuncios

La comisión judicial que se encargaba de lo que a primera vista parecía un desahucio más, se ha llevado una terrible sorpresa cuando al entrar al inmueble se han encontrado el cadáver del propietario. Este hecho ha sucedido en San Blas, un distrito madrileño situado al este de Madrid capital. Fuentes judiciales han confirmado que el cuerpo sin vida pertenecía a un hombre de 56 años y llevaba 4 años sin vida.

El cuerpo sin vida fue encontrado el pasado 14 de noviembre en una de las habitaciones de la casa. Debido al paso del tiempo, el difunto estaba momificado [VIDEO]y presuntamente falleció debido a una enfermedad hepática que sufría.

Anuncios

El cadáver y su desahucio

El juzgado de Primera Instancia número 100 de Madrid, ordenó proceder a desalojar un inmueble situado en la calle del Castillo del Madrigal de las Torres Altas, al este de Madrid. Al propietario, Agustín, ya se le habían cortado los suministros de luz, agua y gas debido a impagos y al no contestar a ninguna de las cartas que le llegaban el desahucio, debido también al impago de la vivienda, se señaló para el pasado 14 de noviembre.

El día señalado la comisión judicial se presentó en el número 5 de esta calle madrileña, e intentó contactar con el dueño de la casa. La comisión y la policía local que les acompañaban tuvieron que llamar a un cerrajero al no recibir respuesta alguna desde dentro del domicilio y forzar la puerta.

El macabro hallazgo

Una vez consiguieron abrir el paso a la residencia, se encontraron con una imagen que no se esperaban ver.

Anuncios

Agustín, de 56 años, estaba muerto en una de las habitaciones.

El cuerpo se encontraba momificado y no habían signos de violencia ni de robo. Por estos motivos se sospecha que el hombre, que vivía solo desde hacía años, muriera debido a una enfermedad hepática que sufría. Posteriormente, el difunto fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para aclarar las causas y la fecha exacta de su muerte.

Cuatro años después

El hombre fallecido, que vivía en su casa solo, estaba prejubilado y tenía una hija, presuntamente murió en el año 2013.

Resulta bastante curioso que después de estar cuatro años sin noticias de Agustín nadie se preocupara por él. De hecho, los vecinos pensaban que, al no recibir noticias suyas, había muerto en el hospital, aunque han declarado que en alguna ocasión "parecía oler a muerto".

Ahora solo queda esperar a que la autopsia determine las causas de la muerte, aunque, como ya hemos dicho anteriormente, todo apunta que sucedió debido a causas naturales. #Desahucios #Enfermedades