Francesco Arcuri, expareja de #Juana Rivas, afirma que está dispuesto a negociar la custodia compartida de los dos hijos que tiene con la granaína. La decisión de Arcuri se ha conocido horas antes de presentar el abogado de Rivas un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para que sea ella la que permanezca con los menores. Juana se encuentra en paradero desconocido desde que el juez dictaminara que debiera entregarles sus hijos a su ex el pasado miércoles.

Esta petición ha sido denegada por el Alto Tribunal debido a que la madre no habría apelado el recurso ante los tribunales ordinarios. Aún así, la Audiencia de Granada continuará revisando el caso.

Anuncios
Anuncios

Arcuri se muestra arrepentido de aceptar la condena por maltrato en 2009

El padre de los menores ha sido denunciado por #maltrato, si bien esta demanda está a la espera de ser tramitada. Ya en 2009 fue condenado por lesiones en el ámbito familiar. El italiano ha declarado que está arrepentido de haber aceptado la condena, ya que le separó del único hijo que la pareja tenía por aquel entonces. La sentencia lo condenó a tres meses de prisión, que no llegó a cumplir. Este niega a su vez haber lesionado a su exmujer, así como querer quitarle sus hijos.

Por otro lado, la oferta que el abogado de Arcuri, Adolfo Alonso ha presentado a una persona del entorno de la madre consiste en la custodia compartida en Italia, una casa para Rivas y una pensión mensual. La asesora de Juana ha declarado que no tiene constancia de tal proposición.

Anuncios

Rivas le volvió a denunciar en 2016

Rivas y Arcuri se mantenían separados desde que ella regresó a España desde Italia, donde tuvieron a su segundo hijo y ella lo denunciara por malos tratos, físicos y psicológicos, en julio de 2016 ante la justicia italiana. Arcuri cree que ella interpuso tal denuncia con el fin de agilizar la consecución de la custodia de los menores, a quienes no ve desde noviembre de 2016, según afirma. Previamente un grupo de psicólogos había establecido que no existía riesgo alguno para los hijos con su progenitor.

Ahora los dos padres están citados el ocho de agosto ante el juzgado dos de Granada, tras denegarse las medidas cautelares interpuestas por Arcuri, entre las que figuran la detención de Rivas por secuestro e menores.

Por su parte, Noel López, alcalde de Maracena, municipio donde reside la madre, ha mostrado su respaldo a Rivas. "Hemos intentado estar a la altura de las circunstancias para poder solventar el caso de Juana, que vive una situación alarmante". #Actualidad