Anuncios
Anuncios

La ciudad de #Birmingham, en Inglaterra, no sale de su asombro y se encuentra conmocionada tras conocerse la noticia de la doble violación a una menor hace unos días. La chica, de 15 años, fue violada dos veces en cuestión de 7 horas por dos hombres diferentes. El segundo de estos es un individuo al que acudió para recibir ayuda después de ser violada por primera vez.

Los hechos tuvieron lugar entre las 7 de la tarde y las 2 de la madrugada del pasado martes. La joven se encontraba junto a su amiga en la estación de Witton, cercana al estadio del Aston Villa, cuando el primer asaltante se acercó a ella, la apartó hacia un lugar alejado donde cometió la #Violación.

Anuncios

Fue entonces cuando la joven tras lo sucedido salió a buscar la ayuda de los vecinos y de los vehículos que pasaban por allí. Uno de los coches se detuvo para ayudarla y cuando la joven subió, el conductor volvió a abusar sexualmente de ella.

Ambos agresores eran de procedencia asiática y aún están sin identificar. El primero es descrito como un joven de unos 20 años, de aspecto delgado y piel clara que vestía ropa deportiva. El segundo, era un individuo de semejante edad, más corpulento, con barba y que vestía pantalones oscuros.

La policía ha solicitado las grabaciones de las cámaras de la estación de Witton, así como de los lugares cercanos a los que se cometieron los delitos para así poder intensificar su trabajo e identificar a ambos atacantes. También se pide la colaboración ciudadana y la ayuda de testigos que presenciaran lo ocurrido para que pueda favorecer a la investigación que están llevando a cabo.

Anuncios

Acto repetido en la ciudad

La población de Birmingham no es la primera vez que recibe una noticia de este tipo. En los últimos años han sido varias las agresiones sexuales por parte de asiáticos que han tenido lugar en la ciudad a chicas de diferentes edades. Aunque la mayoría de ellas han sido tapadas y se ha optado por no informar sobre ellas, es de vital importancia para la seguridad de los habitantes que salgan a la luz y puedan denunciarse, como así piden las trabajadoras sociales del lugar, que han tenido varias disputas por denunciar estos actos.

La policía británica sigue investigando el suceso y pidiendo colaboración ciudadana y profesional para conocer la identidad de ambos individuos mientras que la menor se encuentra recibiendo ayuda psicológica que le permita superar la traumática situación que ha vivido.

#agresión