Anuncios
Anuncios

El paso fronterizo de #Beni Enzar, que comunica #marruecos con la ciudad autónoma de #melilla, ha sido testigo de un ataque por arma blanca hacia un agente de la Policía Nacional. La agresión ha tenido lugar esta mañana, sobre las 7.35 horas, cuando un hombre que portaba un cuchillo se ha dirigido a uno de los agentes que controlaban la zona y le ha herido en un dedo al grito de "Allahu akbar" o "Alá es grande". El agresor habría sentenciado también "Alhucemas, libertad", cuando ha sido intervenido por los agentes que han utilizado porras y un casco.

Rápida intervención policial

El agente herido ha requerido atención médica, si bien su pronóstico es leve.

Anuncios

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido se ha referido a la agresión vía Twitter, donde ha mostrado apoyo al oficial herido a la vez que ha elogiado la rápida y eficaz actuación de la Policía en la detención del atacante.

En el tuit del ministro puede verse asimismo el vídeo registrado por las cámaras de seguridad, donde el agresor es capturado por varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

La descripción del individuo es de un hombre entre los veinte y treinta años, el cual vestía camiseta y pantalones cortos e iba provisto de un cuchillo de grandes dimensiones, según afirman varios testigos.

Anuncios

Este pretendía acceder a la ciudad autónoma de Melilla a través de la entrada para coches del paso fronterizo, y tras intentar burlarlo, ha asaltado verbalmente a uno de los policías que trataban de reducirlo. Fuentes policiales aseguran que el detenido, de nacionalidad marroquí sufría problemas mentales, y que había tratado de herirse a sí mismo antes de arremeter contra el oficial. Estas confirman que el mismo detenido había protagonizado otro altercado similar días atrás, esta vez sin arma blanca.

Descartada hipótesis terrorista

Fuentes del Cuerpo Policial han descartado que se trate de un acto terrorista, si bien una investigación está en curso para esclarecer qué motivos han desencadenado el incidente. Por otra parte, el ataque se aduce a la falta de personal y control en Beni Enzar, principal frontera entre Marruecos y Melilla, que está dotada de cuatro pasos limítrofes. El sindicato SUP (Sindicato Unificado de Policía) ha precisado la presencia de 40 o 50 agentes adicionales para fortalecer la seguridad en este enclave. Beni Enzar, en Melilla y El Tarajal, en Ceuta son los únicos pasos fronterizos que permanecen abiertos las 24 horas del día los 365 días del año.