Era casi medianoche del 4 de octubre del 2015 cuando una pareja compuesta por un hombre y una mujer más un menor de edad violentaron el candado de un supermercado perteneciente a una conocida cadena, en la localidad de Alicante, luego procedieron a llevarse #Alimentos caducados de un contenedor de basura. Pero las tres personas involucradas en el suceso no llegaron a disfrutar del magro botín adquirido por fueron sorprendidos a escasos metros del local por la policía, justo antes de abrir el contenedor que se habían llevado y que como ya adelantaba, contenía alimentos que habían sido retirados de la venta al vencerse la fecha sugerida para su consumo.

Anuncios
Anuncios

El supermercado no presentó denuncia alguna, de hecho, renunció expresamente a la misma pues no se consideraron perjudicados por el robo y los productos sustraídos por las tres personas detenidas estaban, remarcaron responsables del establecimiento, destinadas a la basura.

Los daños ocasionados por las personas detenidas ascendieron a 28 euros, pero la fiscalía actúa de oficio y acusa a los dos mayores de edad de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, los daños que ocasionan la cifra de los 28 euros se debieron a la rotura del candado y de un pasador de la puerta de acceso, al parecer la fiscalía considera que los acusados llegaron a llevarse el contenedor del supermercado y por ello reclaman 8 meses de prisión para la pareja de mayores, un hombre y una mujer.

La misma Fiscalía señala que ambos acusados cuentan con antecedentes penales aunque los mismos no serían computables en caso de ser condenados por los hechos que ahora se les acusa, en abril del 2011 los ahora acusados cometieron un robo de folletos de publicidad a un repartidor, los mismos estaban valorados en 600 euros, en esa oportunidad la Fiscalía pidió 6 meses de cárcel por ese delito, hoy por 28 euros que son la suma de los daños ocasionados la Fiscalía solicita para los mismos 8 meses de cárcel.

Anuncios

El Ministerio Público actúa de oficio por más que la cadena afectada por el robo o intento de robo decline de forma expresa interponer la denuncia, ni reclame el pago por los destrozos sufridos para perpetrar la sustracción del contenedor lleno de alimentos ya desechados por la firma, la Fiscalía considera que por los antecedentes que poseen los acusados y porque la tentativa fue realizada con fuerza, merecen una pena de 8 meses de prisión.

La opinión pública alicantina se ha visto sorprendida por los hechos mientras que los acusados se enfrentan al juicio oral en una fecha aún a determinar y que podría ponerlos entre rejas por los hechos que protagonizaron. Y todo por un contenedor con comida caducada y daños por 28 euros, un robo que tanto a los acusados como a la propia #Sociedad le puede salir demasiado caro. #Actualidad