A pesar de la ligereza con la que se suele cuestionar la credibilidad de una mujer que se decide a denunciar un maltrato, la realidad es que el porcentaje de las denuncias faltas a la verdad es ínfimo. Solamente un 0,0079% tienen visos de falsedad. Así lo ha afirmado Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial.

Las declaraciones han sido posteriores a la estrafalaria noticia que está siendo carne de león para aquellos que frivolizan con el dolor de la mujer maltratada. Una mujer denunciaba haber sido raptada, vejada y haber sufrido abusos por parte de su ex pareja y dos amigos más.

Anuncios
Anuncios

La mujer de 36 años de edad se mostraba asustada y destrozada, llegando a indicar que éste osó incluso a rociarle la vagina con pegamento. 

Ella pidió protección, se le ofreció un piso tutelado y su ex pareja fue detenida como presunto autor de los delitos, sin embargo, y a pesar de haberse demostrado tras claras evidencias de simulación de delitos, que la denuncia interpuesta era falsa. Ella insiste en su verdad, negándose a interrumpir el proceso judicial iniciado contra su supuesto agresor. Finalmente, la mujer ha sido detenida.

"Es una falacia afirmar que la mayoría de las denuncias interpuestas en España contra la violencia machista sean falsas", afirma Ángeles Carmona. Asimismo explica que no todas las sentencias absolutorias han de ser necesariamente fruto de falsas denuncias. Y es que en múltiples ocasiones la agresión se produce en la intimidad y sin testigos, por lo cual es más difícil alcanzar la sentencia condenatoria.

Anuncios

No obstante, un 60% de las sentencias dictadas en España por violencia de género son condenatorias.

Las cifras hablan por sí solas porque no hay nada como una información objetiva para hablar con propiedad. En el pasado año fueron presentadas 129292, exactamente, de las cuales se encausaron 18 por denuncia falsa. De estas 18, 8 fueron archivadas, 8 siguen en tramitación, 2 acabaron en condena y en una de ellas se firmó la conformidad. Así pues se reduce a un 0,0015% la cifra de denuncias falsas presentadas en nuestro país. De esta manera animo a las personas a empaparse de datos objetivos antes de opinar de algo tan serio como la violencia de género. Si se prestase la misma atención a las denuncias reales y las denuncias que nunca han sido ni serán interpuestas por miedo, quizá estaríamos todos más concienciados con este problema social que sacude al género femenino principalmente. 

Apuntar y definir "el caso de la mujer de Bembibre" como un caso aislado, con datos estadísticos y objetivos que avalan esta verdad y echan por tierra los variados comentarios frívolos acerca del maltrato.

Anuncios

Y para terminar, lo más importante de todo esto es que tú, que estás leyendo y que te sientes maltratada, no dejes pasar ni un segundo más.

Se puede. Sé fuerte. Levanta el teléfono. Denuncia.

Tienes toda la ayuda a tu alcance, sólo la tienes que pedir.

No tengas miedo, mujer, eres valiente.

Mira todo lo que estás aguantando, eres fuerte. 

¡Vamos, mujer! ¡Actúa! Te lo mereces.

Teléfono contra el maltrato: #016. #noalaviolenciadegenero