En Texas Margaret Hawkins Boemer  y su hija Lynlee son las protagonistas de una historia esperanzadora y completamente cautivadora más propio de una película que de la realidad. Todo comenzaba como cualquier otro embarazo, cuando una revisión rutinaria a las 16 semanas de gestación desvela que la niña desafortunadamente tiene un tumor raro denominado tetratoma sacrococcigeo. Estos tumores pueden adquirir grandes dimensiones y contener grandes vasos sanguíneos que privan de sangre al feto en desarrollo aumentando las posibilidades de un fallo cardíaco, tras este desalentador diagnostico los médicos recomendaron la interrupción del embarazo, pero el doctor Darrel Cass respaldó la decisión de salvar al feto indicando una posible solución: una intervención parcialmente extrauterina, que consiste en sacar la parte superior del bebé desde la cintura hasta la cabeza fuera del vientre de la madre para realizar la cirugía, durante la intervención una mitad del bebé está fuera de la madre mientras la otra mitad sigue siendo feto, lo importante en esta intervención es que el cordón umbilical y la placenta no detecten ningún tipo de cambio de temperatura.

Anuncios
Anuncios

Los primeros días del mes de marzo y llevando 23 semanas de gestación, Margaret es intervenida en el Texas Children's Hospital donde se lleva a cabo esta compleja operación, el tumor de grandes dimensiones fue parcialmente extirpado de la niña con éxito, posteriormente se procedió a devolverla al vientre materno para continuar con la gestación de 36 semanas y tras una cesárea programada, la mujer da a luz a Lynlee y como recordatorio de esta impresionante experiencia el segundo nombre de la niña es Hope, que en inglés significa #esperanza, y es que su madre ya lo dijo en Facebook donde compartió su experiencia: “para que otros padres que pasen por lo mismo tengan esperanza y sepan que hay posibilidades de curación".

La niña tuvo que ser intervenida por segunda vez para que el tumor fuera extirpado en su totalidad, intervención que se llevó a cabo afortunadamente, con éxito y a finales de  junio, madre e hija salieron del hospital.

Anuncios

#Salud #Medicina