Atsushi Aoki, un japonés de 63 años de edad, tuvo que pelear por su vida contra un oso que lo atacó en la isla de Honshū, en #Japón. El hombre se encontraba pescando en las montañas de la prefectura de Gunma, cuando un enorme oso salió del bosque. El oso era de unos 180 centímetros, comenzó a gruñir y a atacar a Atsushi Aoki, quien dijo que estaba a la altura de su atacante y en lugar de asustarse se enfrentó a el oso con sus propias manos:

Al comienzo de la feroz batalla, digna de algún capítulo de anime (Animación Japonesa)Atsushi Aoki fue derribado por el oso, pero rápidamente se pudo poner de pie para continuar con la batalla.

Anuncios
Anuncios

Como el mismo comenta, decidió hacerle frente al oso usando sus conocimientos en las técnicas de karate, arte marcial en la que se dice que es experto, y logro darle justo en los ojos, provocando que el enorme oso tibetano huyera de regreso al bosque. 

Aunque Atsushi Aoki, salió victorioso de la batalla le comentó a los medios locales que no fue nada sencillo, ya que el oso permaneció encima de el "con una postura imponente", pero a pesar de eso él se sintió capaz de enfrentarlo:

"El oso tenía tal, tal fuerza. Fui atropellado cuando me saltó encima. Me rasguñó y comenzó a morderme. Pero al final logré engañar al oso, lo golpeé en los ojos y se escapó."

Cuando el oso huyó al bosque, Atsushi Aoki fue por su cuenta a un hospital cercano en la ciudad Naganohara, donde recibió tratamiento para heridas provocadas por la batalla en la que al parecer resultó ganador.

Anuncios

El hombre sostuvo que pese a las marcas de los mordiscos y de los zarpazos que el oso le propinó, salió ileso de la pelea con el feroz animal, el cual se reportó que atacó al hombre sin ser provocado.

La policía de la prefectura de Gunma ha advertido a todos los habitantes de la región de que en caso de toparse con un oso en su hábitat natural no intenten hacer lo mismo que Atsushi Aoki, y que no intenten atacar a los osos con movimientos de karate, ya que podrían no contar con la misma suerte con la que corrió el experto en karate.

#Accidentes #Historias