El mundo de la ciencia se ha paralizado ante una asombrosa señal de radio que al parecer tiene un origen extraterrestre, la señal ha tenido un poder de transmisión tan potente que podría indicar que ha sido emitida por criaturas inteligentes.

Al parecer, radiotelescopios de origen ruso, afirman que esta señal había sido captada desde hace un año, específicamente el 15 de Mayo de 2015, desde entonces la tarea de investigación y rastreo de esta frecuencia ha sido ardua, debido a que se necesita descartar todos los posibles fenómenos de la física que pudiesen de algún modo emitir este tipo de frecuencias. Mucho se ha dicho al respecto, e incluso algunos investigadores han optado por atribuirle este fenómeno al llamado “Microlente” una especie de lente gravitacional que se ocasiona cuando la luz de un objeto brillante (tal como una estrella) emite ondas de gravedad que se curvan alrededor del emisor y el receptor, provocando ondas o señales.

Anuncios
Anuncios

El radiotelescopio que descubrió la señal por primera vez en Mayo lleva el nombre de Ratan-600 y es conocido por tener el diámetro más grande del mundo. Según se ha dado a conocer, la procedencia de esta extraña radiofrecuencia proviene de una estrella llamada HD164595, ubicada en la CONSTELACIÓN DE HÉRCULES, cuya antigüedad es de 2000 años más vieja que nuestro sol; ésta estrella se encuentra a 95 años luz de la tierra.

El SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) ha puesto manos a la obra para poder confirmar que esta señal es de origen extraterrestre y poder dar una nota oficial de que efectivamente hay vida más allá de lo que nos llegamos a imaginar. Lo que se ha comentado es que la potencia de la frecuencia ha sido tan impactante que era imposible que fuera de origen terrestre, sin embargo, por todos lados han salido opiniones dispersas para desmentir este hallazgo.

Anuncios

Sin duda, es un tema que ya muchas veces ha dejado a todos con un mal sabor de boca, que si es real, que si no lo es, que si existe vida inteligente en el universo pero no podríamos captar sus señales, etc. Entre dimes y diretes, lo más probable es que no lleguemos a conocer la verdad en su totalidad, como siempre el criterio queda a manos de uno mismo. #Investigación científica #Rusia