Un joven multimillonario italiano acudió a las autoridades  para denunciar la desaparición de su esposa, lo que nunca imaginó fue que ocurriera tan grande anécdota.

La señorita Ucrania 2003  esposa del multimillonario italiano  fue reportada por éste como desaparecida,  conocida la noticia y tras escuchar al hombre desesperado la policía italiana desestimó la versión del multimillonario. ¿Qué fue lo que aconteció?

Pensar en un secuestro y sin ningún motivo aparente  era como extraño, pero lo más extraño era haber llegado ante las autoridades y no encontrar apoyo a su versión. Todo inicia el fin de semana cuando su esposa decide viajar en compañía de otro hombre a territorio estadounidense.

Anuncios
Anuncios

La pregunta que ronda en el ambiente es: ¿Cómo  logró la policía italiana dar con el paradero de la flamante y tan buscada esposa?

Todo pudo ser posible por la red social llamada Instagram. La misma esposa fue quien dio a conocer una fotografía  donde  en compañía de otro hombre visitaba territorio norteamericano.

Como lección de vida queda: por favor señora, al menos informe a su esposo hacia donde se dirige para que no se lleve tan grande susto, tener desaparecida por varios días a su esposa.

Dejando a un lado la jocosidad, que aunque ocurrió  suena a chiste la noticia, de la misma podemos extraer varios elementos importantes:

Las redes sociales  independiente de quienes seamos nos convierte en personajes públicos, nuestra vida privada deja de serlo y pasamos a tener a más de medio mundo mirando qué escribimos, qué pensamos o qué hacemos en nuestros ratos de ocio activo.

Anuncios

También vale la pena resaltar el poder de las redes sociales y su papel transformador de masas, donde puede cumplir una doble función: la función de informar o la función de desinformar.

Dentro de ese poder de las redes sociales hemos visto la manera de socializar las personas desde lugares remotos hacia lugares que antes nunca habíamos imaginado conocer, así sea de manera virtual. El poder de las redes puede ser constructivo como destructivo y por tal motivo, así como puede servir de puente de información, formación y desarrollo, también puede convertirse en un agente desinformador que conlleva a una cultura de indiferencia  y de  falta de interpretación  y análisis de una realidad.

Las redes sociales son tan poderosas que pueden implementar moda, ideologías y hasta derrocar gobernantes y no sólo para encontrar esposas  escapadas de sus  esposos. #Desaparición de esposa #Derechos Humanos #Denuncia