La joven madrileña Diana Quer desaparecida de A Pobra de Caramiñal en Coruña donde veraneaba con su madre y su hermana de dieciséis años, sigue en paradero desconocido a pesar de todos los medios puestos a disposición de la investigación.

Si bien desde el principio la madre negaba vehementemente que su hija hubiese vuelto a la casa de madrugada para cambiarse de ropa a pesar de que el pantalón rosa con el que fue vista por última vez estuviese en su habitación y a pesar de que hay testigos que la vieron sobre las 7 horas de la mañana del día 23 con un pantalón largo, finalmente y a través de su abogado Pedro de Bernardo ha confesado que hace unos días echó en falta un pantalón vaquero de Diana y así se lo comunicó a los investigadores.

Anuncios
Anuncios

Una nueva incógnita se cierne sobre el caso.

Diana Quer no se llevó ni su DNI ni ninguna tarjeta de crédito y su pasaporte se encuentra en la residencia madrileña que compartía con su madre y hermana. La policía judicial sigue centrada en investigar el rastro dejado por el móvil de la joven hasta que se desconectó sobre las 4 de la madrugada del día 23 de Agosto. La hipótesis que se baraja es que Diana subió a un vehículo conocido ya que no se ha encontrado evidencia alguna de violencia en todas las batidas efectuadas.

La madre, Diana Lopez-Pinel vio suspendida hace unos días con carácter provisional la custodia de su hija menor que está ahora con su padre. La menor había sido víctima de varias crisis nerviosas en los últimos días. La custodia se retiró de oficio sin que Juan Carlos Quer tuviese nada que ver y se hizo para proteger a la menor debido a tener constancia de hechos graves en clara alusión a las violentas discusiones públicas entre madre e hija presenciadas por varios testigos.

Anuncios

Juan Carlos Quer declaró que en su opinión ‘la medida llega muy tarde’ y que el juzgado valoró varios testimonios ‘Podía estar en riesgo la salud física y emocional de mi hija’. El juzgado que adoptó la medida es el mismo que investiga la desaparición de Diana Quer. El padre pidió prudencia a los medios.

Tanto el padre como la madre de Diana se encuentran en sus respectivos domicilios de Madrid. El abogado de Diana Lopez-Pinel, ha informado que su defendida está muy mal y que solicitará a la jueza de Ribeira declarar de forma voluntaria sobre la retirada de la custodia de su hija Valera.

La alerta por la desaparición de la joven es internacional ya que se considera un caso de alto riesgo y se ha extendido a diversos países europeos cercanos, pero también a Polonia y Grecia.

Siguen las incógnitas y las contradicciones tal vez producto de los nervios en una desaparición que todos esperamos tenga un final satisfactorio con el regreso de Diana sana y salva. #Actualidad #Sucesos #Blasting News España