En plena operación retorno los radares de #Tráfico funcionan bien, uno de los radares móviles de los Mossos d´Escuadra de Tarragona detectó el pasado día 25 de agosto a un coche fúnebre circulando a 130 km./h en una zona de la autovía A7, en sentido norte, en la que la velocidad máxima permitida era de 100 km./h. El coche cuya propiedad pertenecía al tanatorio de Tarragona, trasladaba a un difunto desde Tarragona a la localidad vecina de Torredembarra. El trabajador que conducía el coche ha sido despedido después de confirmarse que conducía sin tener puntos en el carnet.

Al detectar el exceso de velocidad los Mossos d´Escuadra procedieron a detener al vehículo infractor y para su sorpresa al solicitarle la documentación a Xavier H, conductor del vehículo éste alegó que se la había olvidado en casa (evidentemente las prisas suelen traer olvidos), dadas las especiales circunstancias le dejaron continuar el viaje para dejar al finado, conminándole a presentarse lo antes posible en la comisaría con la documentación reglamentaria.

No obstante al comprobar los datos del conductor de 32 años obtuvieron como resultado que Xavier H. había perdido todos los puntos de su carnet de conducir con anterioridad, así que fue escoltado por una moto de los Mossos d´Esquadra hasta Torredembarra y luego no se le permitió conducir más. Un juez ha condenado al raudo conductor a 32 días de trabajos comunitarios por un delito contra la seguridad del tráfico.

Por su parte la empresa Serfum que lleva la funeraria municipal de Tarragona ha despedido al trabajador, que por cierto tenía la categoría de peón y en esta ocasión estaba ejerciendo de chófer por un exceso de trabajo no obstante su contrato era temporal y finalizaba el 1 de septiembre. La conclusión de la empresa ha sido que a partir de ahora exigiran a sus futuros empleados que aporten un certificado sobre el estado de los puntos de su carnet de conducir.

Evidentemente el estrés y la prisa son uno de los grandes males de nuestros días, hay quien incluso (y discúlpenme el humor negro) corre para llegar a su propio funeral. #Trabajo #Trasporte publico