En un comunicado difundido por la agencia AMAQ los yihadistas han asumido la autoría del atentado perpetrado la noche del jueves en la ciudad de Niza, en él definen a Mohamed Lahouaiej Bouhle, conductor del camión que efectuó el atentado como un "soldado del ISIS" y manifiestan que el mismo se realizó con el objeto de atender "a los llamamientos para atacar a los países de la coalición que combaten al ISIS" en Siria e Irak.

 En el momento de salir este comunicado François Hollande, presidente francés, estaba reunido analizando el atentado con el Consejo de Defensa y Seguridad del ejecutivo galo. La conclusión es clara, se trata de una nueva manera de actuar mucho más difícil de controlar, individuos aislados que se radicalizan muy rápidamente y siguen ciegamente las instrucciones del Daesh de eliminar por todos los medios posibles a los no creyentes. De hecho el perfil del autor del ataque tenía hasta ahora confundidas a las fuerzas de seguridad galas, pues era de origen tunecino y residente en Francia pero no era practicante, se saltaba el Ramadan y bebía alcohol. Además había estado a tratamiento psiquiátrico y estaba en proceso de divorcio por maltratar a su mujer de origen tunecino también.

Su ex-esposa y otros 4 hombres cercanos a la familia están retenidos desde el viernes, pues la policía aún no tiene claro si Lahouaiej contó con cómplices para realizar el ataque, en el haber de las fuerzas policiales también están la pistola que utilizó el atacante así como su teléfono móvil y el material informático incautado en su casa, de los que se podrían extraer pruebas determinantes.

Hollande ha decretado tres días de luto nacional, que comienzan hoy, en homenaje a las 84 personas muertas, las banderas ondean a media asta en todo el país francés. Mientras tanto 48 personas siguen ingresadas es estado muy graves entre ellas 5 niños de los 15 que están heridos.

El estupor ante la crudeza y la sinrazón  del atentado hacen mella en toda Europa pero especialmente en la sociedad francesa que se ve asolada en las últimas décadas con ataques tan dolorosos como los de Charlie Hebdo, la sala Bataclan y ahora Niza. #Terrorismo